El BOCyL publicará en los próximos días la orden que establece las actuaciones oportunas para luchar contra el nematodo al detectarse su presencia en el monte SA-3032 del municipio de Sancti-Spíritus en la provincia de Salamanca, perteneciente a ese Ayuntamiento. La posible presencia del nematodo se detecta el 21 de octubre de 2013 en el monte SA-3032, de 152 hectáreas en total y 32 hectáreas de pino, se observa en un punto de la Red 2x2 km una zona de decaimiento en una masa pluriespecífica de coníferas y frondosas localizada en dicho monte.
 
El personal técnico de la Junta de Castilla y León procede a tomar las muestras de viruta de 5 pies con decaimiento del género Pinus para someterla a los análisis oportunos. El 22 de noviembre el laboratorio oficial del centro de Sanidad Forestal de Calabazanos, dependiente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, determina la presencia del nematodo procediéndose inmediatamente a remitir las muestras al Laboratorio Nacional de Referencia, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).
 
El 11 de diciembre, el Laboratorio Nacional de Referencia ratifica la presencia del nematodo e inmediatamente se pone en marcha el Plan Nacional de Contingencia del Nematodo de la Madera del Pino y el Plan de Castilla y León para adoptar las medidas oportunas al respecto. A su vez, el Gobierno de España comunica a la Comisión Europea y a los estados miembros de la UE la presencia del nematodo en Salamanca. La causa más probable del positivo detectado es el transporte por carretera desde la frontera portuguesa de plantas, madera, o material de embalaje sensibles  cualquier material o específicamente el de madera dada la colindancia de la autovía A-62 con el monte.
 
Actuaciones previstas
 
Se establece una zona demarcada alrededor del monte afectado con una vigencia mínima de cuatro años. La zona demarcada establecida es una zona alargada de 55km de largo sobre el eje de la A-62 por 12 km de ancho, seis a cada lado de la autovía. El área demarcada en la zona de Ciudad Rodrigo se extenderá hasta el límite norte del término municipal para incluir completamente  masas de especies sensibles en las inmediaciones de la zona delimitada.
 
Dentro de la zona demarcada se establecen tres áreas: zona infestada que comprende la zona arbolada del monte, zona de corta que comprende una faja perimetral de 500 metros en torno a la zona infestada y una zona tampón que comprende el resto del área de la zona demarcada.
 
En la zona infestada se ha iniciado la corta y eliminación de todos los pinos que deberá estar finalizada antes del 1 de abril de 2014, los restos se astillarán o quemarán y se colocarán cebos y feromonas para atraer al vector de transmisión de la enfermedad. Se analizan pies debilitados y algunos sanos. En la zona de corta se realizarán actuaciones similares a la zona infestada, aunque apenas hay pinos.
 
Finalmente, en la zona demarcada, en la franja de 55 kilómetros por 12 kilómetros, se procederá a inventariar de todas las masas forestales, bosquetes y pies aislados de pino. Se eliminarán y analizarán todos los pies con decaimiento que se detecten y se trazarán mallas de 2x2 km para muestreo sistemático. Además, se modifican las zonas de riesgo alto, medio y bajo de todo el territorio de Castilla y León con sus mallas de 2x2, 4x4 y 8x8 km. Se pondrán trampas con feromonas para capturar al vector y analizarlos para ver si son portadores.
 
Estas y otras medidas se recogerán en el Plan de Acción que elaborará la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en coordinación con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Ese Plan, que deberá ser aprobado por la Comisión Europea incluirá todas las medidas necesarias para el control de la enfermedad con el menor perjuicio posible a los intereses económicos de los silvicultores y de los valores ambientales y paisajísticos.
 
 
Control de transporte de material sensible y de las empresas del sector en la zona
 
Se solicitará la colaboración de la Guardia Civil para intensificar los controles de carretera en Fuentes de Oñoro, frontera portuguesa, y en las carreteras locales. También se intensificarán los controles en las cuatro industrias de la madera de la zona, de las que una está cerrada. Se inmovilizará la madera no tratada y se analizará. En el caso de que el análisis diera positivo se destruirá y si es negativo se les dará un período para venderla. Las empresas del sector de la zona deberán disponer de horno para realizar el tratamiento de calor o comprar madera ya tratada. Se realizarán inspecciones en los entornos de las industrias y se pondrán trampas con feromonas. Complementariamente, se pondrán trampas repartidas por las áreas de descanso de la autovía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído