Vecinos y visitantes de Montejo poblaron la zona del bar del salón para vivir uno de los eventos festivos más seguidos de sus fiestas, el chupinazo; ese instante en el que el estallido de las tracas marca el inicio de varias jornadas de fiesta en la que los habitantes de la localidad comparten jolgorio, diversión y, sobre todo, calle.

Ante la atenta mirada de los veteranos, los más jóvenes no dudaron en bailar al ritmo del DJ Juan Coria, que encontró en cada instante el ritmo perfecto para mover a los chicos y chicas a su antojo. Dividos al principio en grupos, poco a poco comenzaron a mezclarse, sangría en mano, animados por la música. 

Fue justo tras las tracas, y  mientras se iniciaba la preparación de la parrillada que compartieron después los vecinos del pueblo, cuando comenzó una peculiar 'guerra de sangría' en la comenzaron a volar litros y litros del popular refresco hasta empapar a casi todos los jóvenes y a algún que otro espectador. El ambiente festivo propició que todo el mundo se lo tomara con humor.

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído