Como de costumbre, Calvarrasa de Abajo volvió a rendirse a los atractivos de la capea popular en la que, al estilo tradicional, se lidiaron cuatro reses de Matías Carretero. Volvieron a demostrar, de esta forma, la enorme aceptación de esta actividad del programa de las fiestas de la Juventud.

Los más atrevidos no dudaron en lanzarse a la arena pare verse las caras con los astados y vivir en primera persona el riesgo. La fiesta continuó después con la verbena popular a la que siguió una sesión de discoteca móvil hasta altas horas de la madrugada.

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído