La actividad de la segunda jornada de las fiestas de agosto en Villamayor se condensó en horario vespertino. Así, a las cinco se inició un esperado taller de robótica educativa para chavales de 10 a 16 años en el que conocieron los secretos de la fabricación y el manejo de estos artefactos.

Fue la actividad menos competida de una tarde en la que se sucedieron los torneos de frontenis (frontón municipal) y fútbol sala masculino y femenino (pabellón Dori Ruano).

Tras reponer fuerzas, ganadores y perdedores se unen en la Plaza de España para bailar al ritmo de la música de la macrodiscoteca. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído