A la una del mediodía comenzó la misa, en la que los protagonistas fueron los niños. No en vano celebraban la fiesta de fin de catequesis. Algunos de ellos vivirán su Primera Comunión el 3 de junio y acompañarán al Santísimo por las calles el día 10, Domingo de Corpus.

Este año el día de La Encina ha sido especial. Para ayudar a financiar las últimas obras de la iglesia (atrio, puerta y portada) el grupo de catequistas y los chavales idearon una paellada para recoger fondos. La experiencia ha sido un gran éxito de participación a la vez que un intenso día de convivencia parroquial y de convocatoria. Algunas de las madres han sido las cocineras y la paella estaba muy rica, a decir de la gente. Un evento más a añadir a esta tradicional fiesta con sabor mariano.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído