La exsenadora del PSOE y exalcaldesa de Villamayor, Elena Diego, ha sido juzgada por la Sala Segunda del Tribunal Supremo durante este miércoles y el jueves. Junto a ella también ha sido juzgada la exconcejala, Cándida Egido, por un presunto delito de prevaricación administrativa.  El alto Tribunal abrió juicio oral contra ambas antes de que Diego abandonase su escaño en la Cámara Alta ?el pasado 26 de septiembre-, además de admitir las pruebas pertinentes para la vista oral. Visto para sentencia el juicio, el fiscal mantiene la petición de ocho años de inhabilitación para un cargo público.

Los hechos por los que tanto Diego como Egido -que dimitió el pasado 11 de septiembre de su cargo en el Ayuntamiento aduciendo problemas familiares- ha sido juzgadas se remontan al año 2008. El Tribunal Supremo ve indicios de delito en la contratación de dos monitoras cuando Diego, entonces alcaldesa, y Egido, concejala de Cultura, promovieron una oferta de empleo público. 

Desde el primer instante, la actual senadora consideró el asunto una persecución política y personal ?muy grave?. Además, siempre ha atribuido el problema a un error administrativo que fue denunciado posteriormente por los miembros de la Plataforma en Defensa de Villamayor. Y durante el juicio reveló que había sido acosada por el interventor municipal, actuando éste por despecho al ser rechazado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído