La localidad salmantina de Valero vivió este jueves el día grande de la fiesta de su patrón, San Valerio. Como de costumbre, los actos religiosos estuvieron amenizados por la gaita y el tamboril de Ángel Rufino de Haro, El Mariquelo, que estuvo presente en la tradicional misa a la que siguió la procesión y el ofertorio. 

La música tampoco faltó en el convite para todos los vecinos en la plaza. Fue el preludio de la celebración del festival de tamborileros que sirvió, además, para rendir homenaje a los mayores de 90 años. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído