Las fiestas son la época más propicia para la unión entre vecinos. Que se lo digan, si no, a los habitantes de Sequeros que disfrutaron hoy del vino y el pincho de hermandad, incluidos en el programa festivo.

La jornada se inició en la Plaza del Altozano con el certamen de redacción y dibujo y continuó con la salida de los gigantes y cabezudos por la localidad.

Ya por la tarde, la iglesia del Robledo acogió las vísperas desde las 19 horas. Tras la solemnidad regresó el bullicio con la verbena nocturna. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído