​Las hogueras brillarán por su ausencia este año en la ciudad y provincia durante la tradicional noche de San Juan

Este próximo miércoles, 24 de junio, se celebra un año más la festividad de San Juan. Un día señalado en el calendario de multitud de municipios a lo largo de todo el país. Se trata de la noche más corta del año, una cita casi mágica en la que las hogueras dan la bienvenida al verano. Una tradición de origen pagano, dedicada inicialmente al sol en la civilizaciones antiguas, que el cristianismo convirtió posteriormente en el día para celebrar el nacimiento de San Juan Bautista. Según la tradición, el padre de San Juan Bautista, Zacarías, anunció la llegada al mundo de su hijo con una gran hoguera. Y así desde entonces 

 Hoguera
Hoguera

Son numerosos los municipios de la provincia de Salamanca que celebran sus fiestas veraniegas en estas fechas y montan una hoguera en la medianoche del 23 al 24 de junio que simboliza al inicio del verano, el final del curso académico y al regreso de los ciudadanos a las calles con el buen tiempo.

Y pese a que se espera buen tiempo, las hogueras de San Juan van a brillar este año por su ausencia. SALAMANCA24HORAS se ha puesto en contacto con diferentes localidades de Salamanca que habitualmente celebran San Juan para conocer qué han decidido con sus fiestas de inicio del verano.

El recorrido comienza en la ciudad de Salamanca, que acoge una hoguera todos los años organizada gracias a la unión del Ayuntamiento y la Asociación de Amigos de la Hoguera de San Juan. La hoguera se celebrara en el solar situado entre la calle Bruselas, la avenida Virgen del Cueto y el paseo de la Convención de Schenguen del barrio del Zurguén. Fuentes municipales consultadas por SALAMANCA24HORAS indican que este año se ha decidido que no se celebre debido a las circunstancias generadas por el Covid-19. Sin embargo, las mismas fuentes indican que el Consistorio mantiene su compromiso anual de apoyar a la asociación para mantener esta tradición los próximos años y no sea pasto de las llamas del coronavirus. 

En Carrascal de Barregas, que suele finalizar sus actos festivos con la hoguera de San Juan. El Ayuntamiento de la localidad, con su alcalde Guillermo Rivas a la cabeza, ha decidido aplazar los festejos como consecuencia de la actual situación sanitaria provocada por el Covid-19. Rivas ha manifestado que la decisión “obedece a una cuestión de responsabilidad y sentido común”, ya que en estos momentos la prioridad del pueblo, aseguran, es la salud y seguridad de sus vecinos, “evitando cualquier tipo de exposición que no sea absolutamente necesaria”.

El primer edil confirma que “las fiestas no se suspenden ya que buscaremos una nueva fecha cuando la situación sanitaria nos ofrezca totales garantías y para ello hablaremos con nuestros vecinos para encontrar el momento apropiado. Somos conscientes de que las fiestas son un motor económico para muchos sectores y muchas familias, también de nuestra localidad, y las retomaremos tan pronto como sea posible”.

Programación "descafeinada" en Hinojosa: Sin verbenas, ni toros 

Haciendo énfasis en que precisamente las fiestas son un motor económico para los pueblos, Hinojosa de Duero ha decidido mantener las celebraciones, eso sí, adecuándose a la normativa que impera en esta situación de pandemia. En Hinojosa de Duero hace años que no realizan la hoguera de San Juan, pero las fiestas se viven con intensidad en este municipio del Abadengo, en una zona en la que, un poco por suerte y otro tanto por haber cumplido las recomendaciones a rajatabla, no han sufrido apenas el virus. No habrá ni festejos taurinos ni verbenas pero tendrán un modesto programa de actividades alternativo como “recordatorio” de que el pueblo, al fin y al cabo, están en fiestas.

“Tenemos que ser realistas, tanto las verbenas como los toros atraen a la mayoría del público y dan mucho ambiente”, indica el alcalde de Hinojosa, José Francisco Bautista, a SALAMANCA24HORAS. “Las de este año van a ser unas fiestas descafeinadas porque no hay gancho en la programación. Será complicado que genere interés o ganas de venir, va a haber menos gente porque, además, el miedo de la gente sigue ahí”, afirma el edil.

Pero habrá alguna actuación al aire libre, deporte y comidas populares guardando la distancia de seguridad. “Es lo que nos dejan y así lo haremos, porque tenemos que reactivar y reanimar la economía del pueblo. En Hinojosa no nos vamos a quedar solo con las celebraciones religiosas porque las hace el cura. Tendremos actividades e incluso el libro de fiestas conmemorativo para publicitar a las empresas de aquí”, asegura el alcalde.

Aldealengua suspende las fiestas: "Es complicado organizar actividades limitando aforos"

"Es una faena para todos los vecinos, pero el Ayuntamiento ha decidido suspender las fiestas patronales de San Juan". Jerónimo Herrero, alcalde de Aldealengua, explica que este año "el primero que organizaba la nueva Corporación, no habrá nada de nada, suspendemos todo". El alcalde manifiesta que se trata de unas fiestas que este año iban a contar con casi una semana de celebración, del sábado 20 -con la puesta de banderas por los jóvenes- hasta el día 27, siendo el día grande el miércoles.

Pero se impone la prudencia para evitar contagios porque, reconoce el alcalde, "es complicado organizar actividades imponiendo aforos o distancias de seguridad. "Es un palo para todos, para los negocios y para los jóvenes pero es mejor ser prudentes".

“Municipios tan pequeños no podemos garantizar que se controle el aforo o las medidas de seguridad. No estaríamos tranquilos ni nosotros, ni los asistentes”

En Pelabravo todos los años las fiestas de San Juan se viven con especial intensidad en el municipio. Todos los vecinos se implican al 100 % para que estas se celebren por todo lo alto, contando cada año con múltiples actividades que se desarrollan en varios días, siendo la envidia de muchas otras localidades con bastante más población. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha hecho que el Ayuntamiento de Pelabravo haya decidido apalear a la prudencia y todos los actos lúdicos y festivos también han sido suspendidos.

No habrá ni hoguera, precisamente, por ser uno de los eventos que más gente aglutina y donde los vecinos se unen para degustar perrunillas, chupitos y disfrutar de una batucada junto al fuego. Cuenta María Teresa García, alcaldesa de Pelabravo —que por la particularidad de este municipio también abarca la alcaldía de Nuevo Naharros— a SALAMANCA24HORAS.COM que “es un momento triste. Hasta el último momento hemos tenido una reunión con todos los grupos políticos para ver qué hacíamos, en especial con la hoguera. Al final hemos decidido que no es prudente hacerla, porque, aunque coincide con la finalización del estado de alarma, no podemos pasar de la nada al todo de repente”.

La naturaleza de esta celebración hace que sea muy complicado controlar las medidas de seguridad, motivo que ha decantado la balanza para la suspensión de este y otros eventos. “Actividades como verbenas o la hoguera no se podrían disfrutar con la tranquilidad que se ha hecho siempre. En un municipio tan pequeño como el nuestro no tenemos medidas para controlar la distancia de seguridad o garantizar que se cumplen todos los protocolos. Además, mucha gente no está a gusto y tiene miedo a salir. Hemos esperado hasta el último momento porque había ilusión en el pueblo y se habían involucrado muchos colectivos para organizar las actividades, sobre todo los jóvenes del pueblo, pero, salimos justo del estado de alarma y no es de sentido común, ni seguro, realizarlo. ¿Cómo haces una comida popular evitando que se junte la gente? Por ello, solo se harán los actos religiosos”, cuenta la alcaldesa de Pelabravo.

La previsión es que las fiestas de Nuevos Naharros tampoco se celebren, sin embargo, creen que “para agradecer a las empresas que han estado preparando todo y a los colectivos, lo mejor es respetar esta misma programación para el próximo año, si se puede organizar”. Del mismo modo, asegura que habrá algunas actividades que se puedan celebrar al aire libre, como teatros y cuentacuentos, “que desarrollaremos a lo largo del verano. Estamos pensando, siempre y cuando todo mejore, que quizá más adelante podemos hacer algo conjunto, alguna actividad de convivencia entre los dos municipios”.

Por último, María Teresa García ha querido destacar la actuación ejemplar de los vecinos de los dos núcleos urbanos: “Estamos encantados con la respuesta de los vecinos. Es el aspecto positivo que se puede sacar de toda esta pandemia. Ha habido un montón de voluntarios para todo, para comprar alimentos, medicamentos… Y también otras muchas iniciativas solidarias, por ejemplo, en la plaza de Pelabravo, durante los peores días de la pandemia, un vecino del municipio que tiene allí una panadería se encargaba de dejar una caja de pan para la gente que no podía ir a comprarlo. Otro chico ha dejado una caja de prensa todos los días, el taxi del pueblo se ha ofrecido a llevar de manera gratuita a gente que no podía moverse, los agricultores se han volcado para desinfectar todo el municipio…”, actos que son un motivo de orgullo para su alcaldesa que espera que el año que viene todo este esfuerzo pueda verse recompensado con unas fiestas donde todo el municipio pueda disfrutar, porque aquí “ha habido gente que lo ha pasado realmente mal y eso no lo podemos olvidar”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído