Con la finalidad de cumplir estos objetivos, el área de Bienestar Social de la Diputación desarrolla tres líneas de actuación a través de tres recursos específicos: la Escuela Infantil “Guillermo Arce”, el programa “Crecemos” y los Pisos-Hogar “Guillermo Arce”.

La Escuela Infantil Guillermo Arce es un centro educativo que imparte el primer ciclo de educación infantil con una importante función social. Dispone de capacidad para 94 plazas destinadas a niños y niñas de 0 a 3 años, con los que se trabaja en la doble vertiente personal y familiar. Por lo que a los niños y niñas se refiere,  se persigue estimular en esos primeros años de la vida el desarrollo de sus capacidades básicas, tanto fisiológicas como afectivas, cognitivas y sociales, procurando garantizar la seguridad física y emocional de los niños y niñas.

Por lo que a las familias se refiere, además de poner a disposición de las familias los recursos necesarios para la educación de sus hijos, se fomenta su participación en las actividades educativas y se orienta y forma a las familias en la educación de sus hijos (Escuela de padres). Durante el curso escolar 2011-2012 asistieron a la Escuela Infantil Guillermo Arce un total de 92 alumnos, de los que el 66,30% utilizaron el servicio de comedor. Del total de alumnos, el 51,09% fueron niños y el 48,91% niñas. Por edades, se distribuyeron en 8 de 0 a 1 año organizados en una unidad; 26 de 1 a 2 años en dos unidades de 13 alumnos y 58 de 2 a 3 años organizados en 3 unidades de 20 alumnos cada una, que totalizaron las seis unidades de que se compuso el centro. Por procedencia de los alumnos, el 84% de ellos proceden de municipios de la provincia, perteneciendo el global de niños a 82 familias, lo que indica que al menos 18 niños tienen hermanos en el centro.

Además de la labor estrictamente educativa, el centro ejerce una importante labor social al contribuir a la conciliación de la vida social y familiar con un amplio horario  de atención abierto los 12 meses del año y con servicio de comedor

El programa  “Crecemos” representa otra línea de actuación en atención a la infancia, concretamente a niños/as de 0 a 3 años, puesto en marcha conjuntamente por la Diputación de Salamanca y la Junta de Castilla y León, con participación de los ayuntamientos, y dirigido específicamente a conciliar la vida familiar y laboral en el ámbito rural. La selección de municipios donde se implanta el programa se realiza a través de convocatoria pública y en el ejercicio pasado fueron 35, si bien la cobertura real alcanzó a 81 municipios ya que el programa alcanza también a municipios cercanos a la sede del programa.

En el programa “Crecemos” participaron el 2011 un total de 305 niños y niñas en edades comprendidas entre 0 y 3 años. Si tenemos en cuenta que en esta franja de edad existen en nuestra provincia 5.820 pequeños, un 5,24% del total asisten a este programa, cuyo tope máximo de asistencia es de 15 niños o niñas, que reciben atención durante 5 horas, de lunes a viernes, aunque queda a discreción de los ayuntamientos aumentar las horas de atención su lo consideran necesario. La titularidad del programa “Crecemos”es siempre municipal, pero con financiación provincial y autonómica. El coste global en 2011 ascendió a 405.014,40 euros, lo que representa unos 11.571 euros por programa y municipio, siendo la financiación del 66,67% a cargo de la Junta y el resto a cargo de la Diputación. La implantación del programa ha supuesto la creación de 41 puestos de trabajo, de los que 35 han sido contratados directamente con cargo a los convenios con las entidades locales y los otros 6 lo han sido con cargo a partidas presupuestarias de los Ayuntamientos.

Finalmente, los Pisos-Hogar “Guillermo Arce” constituyen un recurso del área de Bienestar Social de la Diputación de Salamanca destinados a la atención de menores de 18 años que son derivados por la sección de protección a la infancia de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales. Se trata de dos pisos con una capacidad total de 7 plazas cada uno de ellos, y se constituye como un recurso social y educativo dedicado al acogimiento residencial y destinado a la atención de los menores entre 4 y 18 años con medidas o actuaciones protectoras que, no pudiendo permanecer en sus hogares, precisan de un contexto de convivencia sustitutivo al de su familia. Del total de las plazas, 14 de ellas se encuentran sujetas a un concierto de reserva y ocupación firmado entre la Consejería de Sanidad y Bienestar Social  la Diputación de Salamanca para al atención a los niños y jóvenes entre 4 y 18 años que designe la Gerencia Territorial. En función de esto, el importe total aportado por la Junta de Castilla y León en el ejercicio de 2011 ascendió a la cantidad de 150.916 euros.

El número de usuarios acogidos en los pisos en el ejercicio de 2011 ha sido de 16, de los que el 56,25% fueron niñas y el 43,75 niños. El porcentaje más alto de usuarios por edad y sexo lo alcanzan las niñas entre los 14 y los 16 años, con un 31,25% del total. Además del acogimiento y atención por profesionales, los pisos-hogar prestan servicios en el ámbito sanitario y de higiene, atención en el ámbito escolar y laboral, apoyo psicopedagógico y social, atención y orientación familiar y actividades de ocio y tiempo libre.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído