Izquierda Unida de Santa Marta se personó en la mañana del viernes en la Junta de Castilla y León para protestar ante lo que consideran un precio excesivamente alto del autobús. Para ello, piden que se congelen las tasas de este año y no asciendan el 3% que tienen previsto. En la actualidad, el billete del autobús cuesta 1.20 euros y de llevarse a cabo este nuevo aumento se quedaría en 1.50.

Jesús Santos aseguró que para la gente que trabaje en Salamanca “es una barbaridad” y estas idas y vueltas a la capital suponen “un presupuesto enorme, un mordisco tremendo a los sueldos no muy altos que tenemos hoy”.

 

En total, presentaron más de 600 firmas para evitar la subida en este servicio que aún “presenta bastantes deficiencias”. “La Junta debería pensar no sólo en los beneficios de la empresa, que son fabulosos, sino en la situación de los trabajadores de toda el área metropolitana de Salamanca”, finalizó Santos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído