El Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo 2014, que tendrá lugar del 28 de febrero al 4 de marzo, será pregonado por el actor y director salmantino José Antonio Sayagués.  Éste será el encargado de abrir las fiestas dando lectura al Pregón Mayor, el viernes día 28 en el Teatro Nuevo “Fernando Arrabal”.
 
El alcalde de Ciudad Rodrigo, Javier Iglesias, quiere agradecer al actor salmantino su disposición y el gran cariño con el que ha acogido la propuesta realizada por el ayuntamiento mirobrigense. Javier Iglesias ha destacado la cordialidad, la cercanía y la amabilidad que José Antonio Sayagués ha mostrado con Ciudad Rodrigo.
 
El alcalde, además, subraya “que Ciudad Rodrigo es una ciudad que tiene especial predilección y cariño por el mundo de las artes escénicas y los mirobrigenses estaremos encantados de contar como pregonero con un actor de la trayectoria y el reconocimiento de José Antonio Sayagués”, añadiendo “que estoy convencido de que con sus ‘tablas’ y su carisma nos hará disfrutar de un pregón que alcanzará la mayor admiración del público”.
 
Biografía de José Antonio Sayagués
 
La vocación escénica de José Antonio Sayagués toma su primer aire en la etapa escolar, con aquellas veladas de poesías y breves representaciones colegiales que eran habituales en la época. Se trunca en la pubertad, cuando la muerte del padre le obliga a entraren la vida laboral prematuramente, en un momento en que la familia buscaba los recursos para inscribirle en la Escuela de Arte Dramático de Barcelona. No obstante, el afán teatral le lleva a seguir estudiando la dramaturgia en las horas nocturnas, una vez acabada la jornada laboral.
 
Así, los pasos le llevan en 1972 a inscribirse como alumno en la Cátedra Juan del Encina de la Universidad de Salamanca, dirigida en aquella época por el dramaturgo Pepe Martín Recuerda, en cuyos montajes e inicia como actor.
Sin abandonar la vida laboral ni los estudios a deshoras, el empeño le conduce en 1975 a fundar, junto con otros compañeros de la cátedra universitaria, el grupo de teatro Garufa ―más tarde convertido, con mayores pretensiones, en compañía―, que persistirá ininterrumpidamente durante treinta años.
 
En ese tiempo José Antonio Sayagués dirigió y fue intérprete en más de 25 montajes, que paseó por escenarios de Salamanca, Castilla y León y numerosas ciudades españolas. De entre ellos, cabe destacar el de La Regenta, sobre la obra de Leopoldo Alas, en cuyo reparto se lanzó al teatro el actor Carmelo Gómez. También la adaptación de La peste de Albert Camus, bajo el título de Estado de sitio. No menor recuerdo dejó La rosa de papel de Valle-Inclán, ni los tres montajes con que encaró el repertorio del dramaturgo Fernando Martín Iniesta: Los hijos de Saturno, Dos pisadas en el tiempo e Irene y el domador de estatuas. Cervantes también pasó por sus manos con Señor Quijote mío, de Gilberto Guerrero.
 
De los últimos años al frente de la dirección de la compañía Garufa cabe reseñar la mirada hacia los clásicos con el auto sacramental Los encantos de la culpa de Calderón de la Barca o la adaptación escénica de El estudiante de Salamanca de Espronceda, alternada con autores contemporáneos como Enrique Miralles, de quien puso sobre las tablas su Cátaro Colón. La incursión en la tradición salmantina estuvo presente con puestas en escena de Los mozos de Monleón ―adaptación del popular romance del mismo título―, la recreación del drama La Virgen de la Peña de Francia que escribiera Tirso de Molina o Soñar Gabriel y Galán, de Daniel Pérez.
 
A lo largo de esos treinta años de vocación teatral José Antonio Sayagués tuvo un amplio elenco de maestros en los que afinó su aprendizaje de los secretos escénicos. En su formación, no cabe sino recordar los nombres de Adolfo Marsillach, José Gabriel Antuñano, Helena Pimenta, José Carlos Plaza, José Sanchís Sinisterra, Jesús Cracio, Juan Antonio Hormigón, Carlos Vides o Luis de Tavira, pero no menos el actor y director polaco Jareslaw Bielski, los directores Kristyan Lupa y Lembit Peterson, polaco el primero y estonio el segundo, o el fundador y director de la Escuela de Arte Dramático de Moscú, Anatoly Vasiliev, entre otros.
 
En el cine se inició de la mano del realizador salmantino Chema de la Peña, participando después en películas de Pilar Miró, Eduardo Casanova o Alberto Bodega, entre otros. En la televisión su debut tuvo lugar en la serie El secreto, al que siguieron papeles en La sopa boba, El comisario, Los últimos días de Franco, junto a Héctor Colomé y Manuel Alexandre, o La viuda valenciana junto a Aitana Sánchez-Gijón, entre otros trabajos.  El reconocimiento nacional e internacional le llegó de la mano del personaje de Pelayo en la serie televisiva Amar en tiempos revueltos, que actualmente emite su última temporada antes de su traslado a Antena3, bajo el nombre Amar es para siempre.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído