El consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, ha anunciado que la Administración regional aportará hasta un total de 56 millones de euros a la conservación de carreteras para el presente ejercicio de 2014. Para la provincia de Salamanca, en su caso, se destinarán 2,7 millones de euros que irán destinados a evitar la devaluación y deterioro de las vías de titularidad autonómica aunque la Junta no ha detallado las actuaciones concretas.
 
Así, se pretende seguir persiguiendo el objetivo objetivo de mejorar las condiciones de calidad de las carreteras, la seguridad en las mismas y así garantizar la movilidad de los ciudadanos. Además de reducir los riesgos de sufrir accidentes, el tiempo de recorrido, disminuir el gasto de combustible de los usuarios, reducir el deterioro del vehículo o las emisiones nocivas de gases.
 
Invertir un euro en conservación evita el deterioro y ahorra 5 euros dentro de cinco años
 
La Junta de Castilla y León considera prioritaria la conservación y mantenimiento de los cerca de 11.500 kilómetros de red autonómica de nuestra Comunidad. La Junta, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha realizado un importante esfuerzo inversor en los últimos años en la modernización del patrimonio viario de la Comunidad. La conservación de carreteras siempre ha concentrado un importante volumen de inversión, no comparable con los recursos destinados a la modernización de años pasados pero sí importante en términos absolutos para garantizar las condiciones de circulación y seguridad.
 
El importante esfuerzo de modernización realizado en los últimos años requiere destinar los recursos económicos a la conservación de la red evitando que se devalúe la inversión realizada en modernización y su valor. La conservación es una de las inversiones más importantes y rentables pues alarga la vida útil de las infraestructuras, porque el volumen de recursos que requiere es muy inferior al que habría que destinar para reconstruir de nuevo una vía al no conservarse y porque garantiza la seguridad vial y la circulación.
 
Se calcula que por cada euro que no se invierta hoy en conservación, habría que multiplicar por 5 la inversión en reparaciones dentro de 5 años y por 25 en las reconstrucciones de dentro de diez años. En definitiva, si no se invierte en conservación, el deterioro y los costes de mantenimiento crecen exponencialmente con el paso de los años, lo que no se ha conservado en 5 años en carreteras se deteriora por completo y supone un coste en recursos públicos muy importantes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído