Con motivo de la Campaña de Renta 2011, que comenzó ayer y concluye el próximo 2 de julio, la Consejería de Hacienda ha abierto ocho oficinas en la provincia de Salamanca a las que podrán acudir aquellos contribuyentes que precisen ayuda para la elaboración de su declaración. El único requisito para acceder a este servicio, que es gratuito, es solicitar cita previa. 

La Consejería de Hacienda colabora con la Agencia Tributaria en el desarrollo de la Campaña de la Renta desde 1998. Como consecuencia de las restricciones presupuestarias, este año la Junta no ha reforzado en las capitales de provincia el servicio que presta la Agencia Tributaria. Ahora bien, ha hecho el esfuerzo de mantenerlo en las demás ciudades y en los principales núcleos del medio rural, puesto que son sus habitantes los que más dificultades tienen para desplazarse. Con ello, además de facilitar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, se avanza en el objetivo de acercar la Administración a los ciudadanos.

 
Desde ayer los contribuyentes pueden acudir a 80 oficinas de la Junta distribuidas por toda la región, previa petición de cita en los teléfonos 901 22 33 44 y 901 12 12 24. En concreto, la Consejería de Hacienda las ha puesto en marcha en Miranda de Ebro y Aranda de Duero (Burgos) y Ponferrada (León). Además se han habilitado dependencias para confeccionar las declaraciones en otros 77 municipios. Esto último ha sido posible gracias a los convenios firmados con los ayuntamientos de esas poblaciones, en el marco de la cooperación iniciada en 2004 con la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP).
 
La excelente aceptación del servicio el año pasado, con 63.990 declaraciones confeccionadas por los técnicos de la Junta, ha llevado a la Consejería de Hacienda a mantener los puntos de atención en las mismas localidades. El balance de la campaña del año anterior revela que en 2011 se presentaron por esta vía 5.329 declaraciones en Ávila, 11.068 en Burgos, 9.670 en León, 5.443 en Palencia, 5.369 en Salamanca, 5.544 en Segovia, 6.141 en Soria, 10.360 en Valladolid y 5.066 en Zamora.
 
Teléfonos de cita previa e información
 
Como es habitual, el servicio se realiza con el programa informático PADRE una vez concertada la cita. Para ello y como se ha indicado se puede llamar al 901 22 33 44, que funcionará entre el 26 de abril y el 29 de junio en horario ininterrumpido de 9.00 a 20.00 horas, o contactar con el teléfono automático 901 12 12 24, operativo desde el 19 de abril hasta el 29 de junio las 24 horas del día. El plazo para presentar las declaraciones se inició ayer 3 de mayo y acaba el 2 de julio.
 
Además la Consejería de Hacienda de la Junta de Castilla y León dispone de un teléfono de información y asistencia, el 901 240 240, en el que los ciudadanos pueden efectuar consultas sobre las ventajas autonómicas de 8.00 a 20.00 horas de lunes a viernes y de 9.00 a 14.00 horas los sábados.
 
Los beneficios fiscales autonómicos, en los borradores
 
Conviene recordar que durante la Campaña de Renta 2011 la Junta aplicará 16 deducciones en el tramo autonómico del IRPF. Implican un esfuerzo para las arcas autonómicas en un momento de crisis como el actual, que se enmarca dentro de la apuesta del Gobierno de Castilla y León por la rebaja selectiva de impuestos.
 
Los beneficios fiscales autonómicos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas tienen como objetivo fundamental el apoyo a las familias. De ahí que la Junta tenga establecidas bonificaciones por nacimiento o adopción de hijos, por adopción internacional, por familia numerosa, por cuidado de hijos menores, por el permiso de paternidad y para mayores dependientes.
 
Junto a esto, el Gobierno de la comunidad autónoma favorece la emancipación de los jóvenes (mediante las deducciones por adquisición de la primera vivienda en núcleos rurales y por alquiler), la inversión en infraestructuras de ahorro energético en los hogares, la adaptación de los inmuebles al uso de discapacitados, las iniciativas emprendedoras (a través de la deducción por autoempleo de mujeres y menores de 36 años) y el cuidado del patrimonio (por medio de la deducción por cantidades donadas o invertidas para la rehabilitación del patrimonio histórico, cultural y natural).
 
Como novedad, este año los contribuyentes pueden aplicarse dos bonificaciones en el IRPF relacionadas con la construcción. Se trata de la deducción por haber realizado reformas en la vivienda habitual durante 2011 (que asciende al 15% de la inversión, con un máximo de 10.000 euros por contribuyente) y de la asociada a la Inspección Técnica de Edificios (que tiene los mismos importes y bonifica las obras en inmuebles de más de 30 años de antigüedad, de modo que superen la revisión que es obligatorio realizar a partir de los 40 años). Como se anunció con motivo de su aprobación, en ambos casos es preciso conservar la factura del profesional que hizo el trabajo.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído