La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha elaborado los mapas de ruido de las carreteras autonómicas con tráfico superior a tres millones de vehículos por año, es decir, aquellos que cuentan con una incidencia media diaria de más de 8.219 vehículos. Los tramos de carretera analizados han permitido evaluar la exposición a la contaminación acústica de una determinada zona, realizar predicciones globales para la zona y adoptar medidas correctoras.

Entre otras vías, en el caso de la provincia salmantina, la Junta actuará sobre tres carreteras: la SA-605, entre Salamanca y Villares de la Reina; la SA-300, entre Salamanca y Villamayor de Armuña y la CL-510, entre Salamanca y Calvarrasa de Arriba. Las medidas correctoras que se llevarán a cabo en estas carreteras son, por ejemplo, la instalación de pantallas antirruido, renovación del pavimento con un material más poroso que absorba el ruido y filtre la lluvia, redistribución del tráfico (especialmente en tramos urbanos) o la creación de rotondas y otros elementos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído