Las fiestas del Cristo del Amparo vivieron este martes uno de sus momentos álgidos con el multitudinario encierro a caballo en el que, como de costumbre, volvieron a darse cita cientos de personas procedentes no solo del pueblo sino de las localidades próximas. 

La Dehesa volvió a convertirse en punto de encuentro de peñistas desde primera hora dispuestos no solo a disfrutar del encierro sino también de una experiencia en el campo que también incluía el tradicional almuerzo.

Los añojos encerrados, cuatro magníficos ejemplares de la ganadería de Gimeno, de Valdelazarza, serán lidiados este miércoles, en una clase práctica con los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca.

Los aficionados a los toros tienen otra cita este martes en la novillada picada para el local Carlos Navarro, Alberto Escudero y Guillermo Valencia frente a ejemplares de Castillejo de Huebra.

Gesto solidario de Navarro

El único oriundo de Tamames de la terna, Carlos Navarro, invitará a los más pequeños a los toros, una acción que llevará aparejada una vertiente solidaria.

Así, todos los niños de entre 6 y 14 años que hayan llevado un kilo de alimento no perecedero, disponen de una entrada para la novillada. Los alimentos recogidos serán entregados a la sede de Cáritas de Tamames.

El Ayuntamiento de Tamames, la peña Juventud Taurina y la del propio torero, Peña Taurina Carlos Navarro, colaboran en este acto. El torero saldrá del Restaurante en dirección a la Plaza de Toros andando y acompañado de todos los niños que se presenten. 

Se trata, aseguraba el novillero, de ?una bonita iniciativa para ayudar a los necesitados y aficionar a los más jóvenes?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído