Primero fue un concurso de tortillas en el frontón municipal, después la actuación del coro de la localidad en la iglesia parroquial y más tarde una noche mágica de la mano de Fernando Saldaña. Sin embargo, lo que todo el pueblo esperaba tuvo lugar a la hora ?bisagra?, la que despide un día para dar la bienvenida al siguiente.

Cuando el reloj marcaba la medianoche, Reina y Damas comenzarán a presumir de título presidiendo el pregón oficial de las Fiestas 2015 desde el balcón del restaurante ?El mirador de Liébana?. Multitud de peñistas se enfundaron sus prendas características dispuestos a no dejar de disfrutar a lo largo tanto del viernes como del fin semana. De momento, para abrir boca, la fiesta del montadito.

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído