Todavía con la anécdota de anoche en la retina, cuando una avería eléctrica pudo truncar los planes de fiesta pero la voluntad vecinal impidió que se chafaran, los habitantes de Monterrubio de la Sierra y quienes los visitan estos días vivieron este domingo una nueva jornada de celebraciones. 

Después de la juerga nocturna y de los disfraces de la noche, los mozos y los entendidos colocaron toldos en la plaza del pueblo para reponer fuerzas degustando una gran paella para cerca de 250 comensales

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído