La Consejería de Fomento y Medio Ambiente prevé completar en los primeros meses de este año el despliegue de 7.000 kilómetros de fibra óptica, lo que permitirá reforzar la universalización de banda ancha en Castilla y León, que a través de las conexiones vía satélite ya se ofrece a toda la población. Además, se trabaja en la instalación de 187 estaciones de ADSL, 15 de banda ancha móvil y 82 de tipo Wimax, una tecnología con prestaciones similares al WiFi que permite conectarse a la red a una mayor distancia y velocidades superiores gracias a microondas.
 
El departamento de Silván pretende alcanzar una cobertura terrestre (Wimax o ADSL de más de tres megabytes) del 98,15 por ciento, puesto que ha logrado el 100 por cien mediante satélite, frente al 96,7 por ciento de hace un par de años. Para ello, Fomento proyectó la construcción de una red de transporte y acceso de telecomunicaciones electrónicas. La inversión global del plan 2010-2013 asciende a 28,7 millones de euros y el desarrollo de las infraestructuras terrestres se adjudicó a la UTE (Unión Temporal de Empresas) Telefónica-Iberbanda y a IECISA. Esta partida incluye además del tendido de 7.000 kilómetros de fibra óptica, la colocación de 187 estaciones de ADSL (Asymmetric Digital Subscriber Line), 82 Wimax y 15 de banda ancha móvil, el gran objetivo que perseguirá en los próximos años la Dirección General de Telecomunicaciones. 
 
En cuanto a los próximos años, Fomento pretende a corto plazo completar los servicios de banda ancha clásica y de acceso rápido y, a largo plazo, preparar el desarrollo la banda ancha móvil para dar servicio a los nuevos dispositivos desde los que los usuarios se conectan a la red. De esta forma, la Consejería sigue los pasos establecidos por la Agenda Digital Europea. Además, se apostará más a largo plazo por la extensión de redes de nueva generación, basadas en fibra óptica de mayor extensión. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído