La lluvia está desluciendo la Semana Santa de Béjar, obligando a suspender procesiones y acortar recorridos, como le ocurrió a Nuestra Señora de La Soledad, que tuvo que darse la vuelta a mitad de recorrido. El Nazareno y El Amarrao ni siquiera pudieron salir de la iglesia de Santa María de la Mayor, en un acto en que se nombró a once nuevos hermanos, limitándose a saludar a los presentes desde la puerta del templo.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído