Los bejaranos volvieron a unirse un año más en los actos de homenaje celebrados este fin de semana en honor a San Antón.

El domingo, marcado por el frío y la amenaza de nieve, se vivió el día grande. Así, la iglesia de Santa María acogió una misa tras la que tuvo lugar la procesión hasta las murallas árabes. Ya en la Puerta del Pico se procedió a la bendición de los animales y se repartieron 600 manteladas entre los presentes para seguir manteniendo viva esta dulce tradición.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído