Multitud de personas se agolpaban en el vallado que delimita el recorrido de los encierros que tendrán lugar en estos carnavales. Cuando el reloj marcó las 19:00 horas en punto de la tarde, al son de las campanas y el cohete, los mansos salieron de sus corrales para dirigirse a la Plaza Mayor. Una vez allí, emprendieron el recorrido de vuelta ya que el objeto de esta actividad taurina no es más que enseñarles el recorrido que deberán hacer acompañando a los toros en estos días próximos.

No estuvo marcado, especialmente, por la masificación de personas. La única incidencia sanitaria, según confirmó Cruz Roja, tuvo que ver con la lesión en la rodilla de un varón de 46 años. Esto, posiblemente derivado de algún tropezón. Por lo demás, se puede decir que ha sido un encierro limpio en el que los mozos y visitantes disfrutaron de su primer contacto con el ambiente taurino.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído