El proceso judicial en el que está inmerso Ángel Rufino de Haro, El Mariquelo, ha comenzado a pasarle factura profesional.

Pese a estar anunciado este año como animador de la romería de la Peña de la Cruz, en Béjar, su puesto ha sido ocupado por José Antonio López, El Emigrante. El popular folclorista había sido el encargado de amenizar el pasado año la fiesta a ritmo de gaita y tamboril.

Cerca de 300 romeros

En torno a 300 personas han acudido a esta fiesta primaveral que se celebra el martes de Pentecostés. Efectivos de Protección Civil han velado durante toda la jornada por la seguridad de los participantes y han atendido a cuatro personas aunque ninguna por asuntos de gravedad.

Desde primera hora los romeros se citaron en la puerta de entrada del parque municipal, dispuestos para subir andando hasta el paraje de la Peña de la Cruz,  junto con el sacerdote, el tamborilero, los cofrades y el abad de la cofradía de la Vera Cruz. El ascenso se inició por los Rodeos marcados con las cruces de piedra. En cada una de ellos, como manda la costumbre, se realizó la correspondiente parada y un rezo. 

El vía crucis finalizó en El Castañar donde los caminantes descansaron, visitaron el templo y cogieron fuerzas para continuar la ascensión. Llegando a Llano Alto, el ascenso siguió por el camino de los Registros hasta llegar a la cruz de hierro que preside el monte y que también recibe el nombre de la Cruz del Peladillo. 

Tras la tradicional misa, la tradición volvió a cumplirse con la bendición de los campos junto a la gigantesca cruz de piedra. 

Religión al margen la fiesta se prolongó durante buena parte del día a ritmo de tamboril. Grupos familiares y de amigos compartieron mesa y mantel al aire libre y disfrutaron hasta bien entrada la tarde. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído