La procesión, en la que cuatro "viudas" portaban una representación gigante de una sardina, ha salido de la Plaza Mayor y se ha dirigido al ritmo de los tamborileros hasta la nave municipal.

Allí los vecinos han degustado los más de 300 kilos de sardinas preparadas, con un trozo de pan y diferentes bebidas para todos los públicos.

 

Los tamborileros y el grupo de baile de las actividades culturales han amenizado la fiesta, que ha sido calificada de "éxito" por la concejala de Cultura, Teresa Polo, ya que es el "año en el que más personas han participado".

 

Desde el pasado sábado se han sucedido diferentes actividades relacionadas con los Carnavales con el objetivo de que los vecinos disfruten de las fiestas en el municipio, "algo que se ha logrado gracias a la participación de todos", ha subrayado el concejal de Festejos, José Pascua.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído