Un gran número de huertanos participó este omingo en uno de los actos festivos que Huerta vive con más sentimiento, la procesión por las calles del pueblo tras la misa .

El buen tiempo animó a cientos de vecinos a sumarse a este homenaje religioso, principal atractivo de un gran domingo de Fiestas que deja también una concentración de coches clásicos o una sesión de bailes populares con charanga justo al terminar la procesión.

Ya de tarde, en torno a las 18:30 horas, el río Tormes será el escenario de la divertida bajada fluvial sobre OFNIS (Objetos Flotantes No Identificados).

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído