Alfredo Martín es un tipo singular al que casi todo el mundo define como amante del deporte, algo despistado y buena persona. Al analizar el que, a la postre, va a ser su último periplo en la política tiene, sin embargo, las cosas absolutamente claras. Entre sus méritos de estos años destaca el hecho de haber sabido venir el auge del deporte popular para posicionar a la Diputación en una situación privilegiada. Obsesionado con ofrecer alternativas a los jóvenes, el área que les compete no ha parado en estos cuatro años de incentivarlos. Martín se va de la política pero piensa seguir aplicando desde su consulta de médico todo lo aprendido en estos años.  
 
- ¿Qué balance hace de estos cuatro años?
- Pues en un principio entré con miedo porque tenía nuevas responsabilidades y coincidió con una época de austeridad presupuestaria. Nos costó mucho solucionar algunas cuestiones, caso de la vuelta ciclista a la provincia, y además tuvimos que asumir los recortes de la Junta relativos a los juegos escolares. Poco a poco fuimos viendo luz en ámbitos como el deporte escolar, que es prioritario, o el programa de formación de técnicos, nuestros cómplices en esta provincia tan amplia y dispersa. Además, hemos estado hábiles y vimos por dónde iba a ir el deporte popular así que con un pequeño esfuerzo económico y de la mano de la Federación se organizó y se consolidó el calendario de carreras populares que, incluso, también ha servido para echar una mano a asociaciones sin ánimo de lucro. Además es una actividad para esta época, es un deporte barato, saludable y encima la gente va sonriendo. Aparte hay que destacar que en esto tenemos dos compañeros de viaje importantes como son la Universidad y el Ejército. También destacaría los ?Bautismos blancos? además de mejorar y mantener las ligas provinciales de deportes o los trofeos de Diputación. Este año hemos hecho liga provincial con 12 equipos y a un precio muy asequible. La idea, además, es que el año que viene se incorpore a esta dinámica el baloncesto femenino. 

- ¿Cuáles han sido las prioridades de la legislatura?
- Hay que seguir manteniendo y mejorando el programa de técnicos municipales, que para mí es prioritario. Hemos incorporado a su formación un módulo de urgencias que les permite aprender a utilizar los desfibriladores. Siempre estamos atentos a las cosas que pueden mejorar. El deporte escolar es otra de las prioridades. Todo esto lo veo como fruto de una sinergia. Tenemos una provincia con un estilo de vida más sano, más saludable y más deportiva y se empieza desde abajo, por los más pequeños con diferentes acciones que no son más que campañas de captación, caso de ?Deporte y Naturaleza?, el concurso de dibujo de Venancio Blanco... Es un trabajo a largo plazo que da sus frutos como demuestra la aparición de los clubs que han ido apareciendo para gente que se ha puesto las pilas y cree que el deporte es salud. Yo siempre he trabajado la salud comunitaria.

- ¿Ha sido Deportes el área más dinámica de las que están bajo su responsabilidad?
- Los presupuestos y la disponibilidad de gente mandan. Colaboramos en todas las áreas con mucha gente aparte de nuestro personal. En el caso del área de Juventud tenemos varios programas básicos, algunos ya longevos caso de ?Motivar para emprender? -que comenzó en Ciudad Rodrigo y ya está en toda la provincia-, voluntariado verde en colaboración con la Universidad, ?Vive la Dehesa? -iniciativa en la que hemos sido pioneros-, ?Tu futuro?, para explicar a padres y alumnos las salidas y los recursos universitarios? Son proyectos muy elaborados en los que vamos de la mano de mucha gente. Tenemos también subvenciones a las asociaciones juveniles, al consejo de la juventud, los dos encuentros anuales de formadores juveniles... No se puede hacer más con menos.
 
- ¿Y cómo está la situación de la Escuela rural?
- En la escuela rural, tenemos dos líneas de financiación con la Junta para ayuda al transporte de niños que van a otros pueblos y para pequeñas obras de mantenimiento en los centros escolares. De todas formas creo que deberíamos volver a pensar en reorganizar las unidades escolares de pequeño tamaño. No puede haber 10 niños de varios niveles diferentes en un mismo colegio. El problema no es que el pueblo quede con menos vida; lo que importa es la educación y educar es esto. Un niño no puede estar solo en una isla para intentar aprender. Cuando hay muchos niveles no hay conexión. En el caso de la implantación del Bachillerato en La Alberca entiendo que la localidad y su entorno tienen suficiente enjundia para tener un centro de estas características. En su momento fui beligerante cuando se planteó llevar el Instituto de Secundaria a Miranda del Castañar  o La Alberca y me posicioné a favor de Miranda pero una vez tomada la decisión a favor de La Alberca hay que dotar al centro de medios.

- ¿Por qué ha decidido abandonar la política? 
- Después de veinte años de alcalde -media vida laboral, a quién se le ocurre (ríe)- y 12 de Diputado es hora de dejar paso a otros. Conozco bien la provincia y eso me lo ha dado la Diputación. Además,  he conocido muy buena gente de ambos partidos. Cuando en su día me plantearon presentarme a alcalde acepté porque hacía cosas de salud comunitaria y tenía ilusión por trabajar por el pueblo. He podido hacer cosas importantes, una residencia para mayores, una  plaza porticada, bancos... Lo hacía casi como médico y era una labor saludable?y ya está bien (sonríe). Aparte de tener muchas aficiones, seguiré en mi profesión. Me gusta lo que hago, la gente, estar con ellos y hacer cosas que fomenten la salud. Siempre he pensado que hay mucha más medicina preventiva en las carreras populares y en el deporte escolar que en la consulta de los médicos. Eso tengo que seguir trabajándolo. 
 
- Hay quien piensa que no ha atendido bien sus obligaciones como médico por sus responsabilidades provinciales, ¿qué les decimos?
- En Diputación uno está porque quiere. Mi profesión me ha servido para mejorar las cosas. He podido acceder a proyectos a lo que no hubiera llegado si no es por estar en la Diputación. Evidentemente no he ido al pueblo todos los días pero a nivel municipal he logrado más cosas que si hubiera estado en el pueblo. Además, el pueblo nunca se ha quedado sin médico. El Sacyl siempre ha colaborado para que siempre hubiera gente en la consulta. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído