El Plan de Carreteras de la Diputación Provincial de Salamanca sigue su curso. Así pues, este viernes se ha dado a conocer que la institución ya ha adjudicado las próximas obras de acondicionamiento, mejora y refuerzo de diez carreteras de la provincia. Para ello, ha invertido un total de 2,9 millones de euros. El objetivo, según el presidente de la Diputación Provincial, Javier Iglesias, “ofrecer más seguridad en las carreteras y dotarlas de mejores condiciones”.  El Plan de Conservación de Carreteras contempla la actuación en las tres zonas en que queda dividida la provincia. Por un lado, la zona uno acoge a las comarcas de Salamanca y Peñaranda (650 kilómetros); por otra parte, la zona dos, a las comarcas de Ciudad Rodrigo y de Vitigudino (790 kilómetros); por último, Ciudad Rodrigo y Béjar (702 kilómetros).
 
Como se conocía hace pocos días, una de las vías a acondicionar será el tramo de carretera de la DSA-461 entre el municipio de Olmedo de Camaces y la estación de ferrocarril del término municipal. El contrato se ha adjudicado por la cantidad de 226.016 euros y cuenta con un plazo de ejecución de dos meses y una semana. Por otra parte, se acometerán obras de acondicionamiento de la DSA-290 desde el tramo que comprende el cruce de la CV-90 a la localidad de Lagunilla por 228.099 euros siendo el plazo de ejecución de dos meses y una semana.
 
Las mejoras se llevarán a cabo, por un lado, en el tramo de la carretera de Barbadillo que conecta con la N-620. En esta actuación se ha invertido  la cantidad de 296.099 euros y debería estar ejecutada en tres meses. Obras de mejora, también para la carretera saliente de la N-501 a Villagonzalo de Tormes por 411.570 euros y un plazo de ejecución de las obras de dos meses y una semana. La carretera que une Villar de Gallimazo con El Campo de Peñaranda también será mejorada por 351.528 euros y un plazo de ejecución, según se estipula en el contrato con la adjudicataria, de dos meses y un día.
 
Por último, se reforzarán cinco vías más. Este tipo de obra será llevada a cabo en la DSA-575 de Vilvestre a Barruecopardo. La Diputación ha invertido aquí 223.165 euros y cuenta con un plazo de ejecución de tres meses. También se reforzará el firme  del tramo de la DSA-210 entre Las Veguillas y Aldealgordo por 457.024 euros y con un límite de ejecución de tres meses. La vía desde la N-501  a Cordovilla será también asfaltada gracias a la inversión en ella de 296.600 euros y debe estar ejecutada en un mes. Más obras de mejora en la carretera DSA-660 de Gomecello a Aldearrubia por la cantidad de 184.214 euros y un plazo de ejecución de tres semanas. Por último, la carretera que será reforzada será la DSA-540 de Ledesma a Villarmayor. La inversión para esta obra asciende a 243.305 euros y cuenta con un plazo de ejecución de tres semanas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído