El proyecto minero de Barruecopardo está cada vez más cerca de convertirse en realidad. Así lo reveló el consejero delegado de la empresa, Steve Nicol, quien precisó que a finales del mes de agosto, una vez finalizado el periodo de nidación de las aves protegidas de la zona, se iniciarán los trabajos de construcción de la mina dado que ya para esa fecha está previsto que ya se hayan obtenido todos los permisos necesarios. 

Al mismo tiempo, la empresa, cuyas oficinas se ubican en la plaza de Barruecopardo, comenzará a recibir a partir de Semana Santa a losn candidatos a alguno de los 110 puestos de trabajo directo que generará la mina, bien sea en la fase de construcción, bien en la de producción. A esos se sumarán otros 200 indirectos. Saloro, resaltó Nicol "quiere ser un vecino más de Barruecopardo". De igual forma, explicó que ese proceso de selección también se llevará a las localidades próximas.
Ante los vecinos de Barruecopardo, pidió paciencia justo antes de comenzar "otra nueva andadura que será beneficiosa para nosotros y para toda la comarca de Vitigudino". Se abre ahora, resaltó, un periodo de varios meses de duro trabajo por delante "pero muy ilusionantes".

El proyecto minero se vestía de largo este miércoles con la visita del consejero de Economía de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, coincidiendo con el aniversario de concesión de la explotación minera. Villanueva destacó que, tras una larga fase de investigación "ya se va a poder poner en marcha este yacimiento". Nuestra tierra, apostilló, "es muy rica en recursos naturales". Al mismo tiempo resaltó que la mina colocará a Barruecopardo en el mapa mundial de la producción, algo que se hará "siendo respetuosos con el medioambiente". 
La reapertura de la mina salmantina de wolframio, un material escaso del que los calculos apuntan que se podrían encontrar varios kilóemtros en el subsuelo de la zona, supondrá que desde Salamanca se produzca el 12,5 % de la cantidad mundial de un mercado liderado por China. Villanueva agradeció la labor realizada por Saloro y remarcó que la compañía llevará a cabo "procedimientos de extracción avanzados" que van a redundar en el bienestar de la zona.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, habló de éxito compartido de las administraciones públicas comprometidas con el desarrollo de la zona. Para Iglesias se trata de un proyecto de futuro para los pueblos del entorno y también para la Junta de Castilla y León. Dada su entidad, resaltó, "las administraciones van a hacer todo lo posible para que este proyecto se desarrolle". 
Iglesias reivindicó la labor de los alcaldes de municipios pequeños y personalizó ese agradecimiento en el regidor de Barruecopardo, Jesús María Ortíz, "que ha impulsado este proyecto". "Sin él posiblemente esto no se hubiera desarrollado como hasta ahora", añadió antes de asegurar que gracias a proyectos como de la mina de wolframio "podemos ofrecer oportunidades y empleo en unos momentos delicados".
Sobre el proyecto minero, el máximo responsable de la Diputación señaló que "no solo va a cuidar el medioambiente sino que va a mejorar las condiciones que ya había". 

El regidor local, Jesús María Ortiz, destacó que el proyecto se encuentra ya en la recta final. Barruecopardo, matizó, "ha sido y es un pueblo minero por lo que hoy es un gran día". El regidor aprovechó para pedirle a la Junta que declare el de Barrueco como proyecto industrial prioritario. Como alcalde, explicó, "seguiré luchando por esto y llamando a las puertas que sean necesarias". En cuanto al proceso de selección reclamó prioridad para los vecinos del municipio y para los del resto de la comarca.

Finalmente, Mike Donahue, el presidente de la matriz de Saloro, la irlandesa Ormonde Mining, se congratuló por poder celebrar en su primera visita a la zona una jornada "tan significativa". El máximo responsable industrial del proyecto minero de Barruecopardo agradeció la hospitalidad de la comarca salmantina y aseguró que, pese a la distancia ha seguido "muy de cerca" la labor realizada hasta la fecha.

Los primeros trabajaos de valoración de la reapertura del yacimiento minero se iniciaron hace más de 10 años. El avance en el proyecto ha sido tal que en la actualidad,n Saloro tiene comprometida ya la venta de los primeros 5 años de producción. Durante la primera fase del proyecto de Barruecopardo, que abarca un periodo de 9 años, se invertirán aproximadamente 50 millones de euros. El objetivo, resaltaron las diferentes autoridades pasa por lograr que a ese periodo inicial le sigan más porque sería sinónimo de que los terrenos de Barruecopardo continuarían siendo fértiles.


SALAMANCA24HORAS ampliará esta información

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído