Los padres del colegio Virgen de la Cuesta exigen la paralización definitiva de la 'línea fría'

 Los padres del colegio Virgen de la Cuesta exigen la paralización definitiva de la 'línea fría'
Los padres del colegio Virgen de la Cuesta exigen la paralización definitiva de la 'línea fría'
Pese al anuncio realizado por la Junta de Castilla y León sobre la paralización de los cambios en el catering de siete colegios de la provincia -que iban a entrar en vigor el próximo 3 de noviembre- el colectivo de padres de alumnos del colegio ‘Virgen de la Cuesta’, en Miranda del Castañar, convencidos al igual que en los otros centros afectados de que el actual sistema de preparación in situ de las comidas “es mucho mejor”, han decidido emprender una campaña de recogida de firmas para solicitar una entrevista con el director provincial de Educación, Jesús Laborda. En ese futuro encuentro le pedirían que la suspensión de la medida pase de ser cautelar a definitiva.

El colectivo de padres y madres hará llegar junto a las firmas una carta, consensuada con los trabajadores del colegio y el propio Ayuntamiento mirandés, donde dejan clara su oposición y afirman que el sistema de catering conocido como ‘línea fría’ “consiste en centralizar la elaboración de la comida a cientos de kilómetros de distancia, envasarla, pasteurizarla dentro de un envase de plástico, refrigerarla, y distribuirla a cientos de colegios de nuestra región, donde luego es “regenerada”, según sus propias palabras, en las mismas bandejas de plástico, y servida”. La distancia desde donde se elaborarían los alimentos hasta el sur de la provincia de Salamanca, lamentan,  “será de más de doscientos kilómetros y la caducidad máxima de los alimentos en ese sistema de 21 días”.  Asimismo, apuntan que la calidad nutricional de la comida en conserva, sea esta del tipo que sea, “no puede ser igual a la de la comida elaborada in situ, con materias primas frescas, el mismo día de su consumo”.

Pese a que el argumento esgrimido por la empresa que gestionaría este nuevo sistema, es que se pretende aumentar la seguridad higiénicosanitaria del servicio, desde el AMPA consideran que no garantiza una mayor seguridad de la comida en este sentido, “puesto que la cadena de procesos hasta que la comiesen los niños es mucho mayor y, por tanto, el número de puntos críticos en los que puede haber un problema higiénico sanitario es mayor”. Los padres entienden que la pasteurización (72 grados centígrados durante 20 minutos), y el posterior recalentado en envases de plástico, “podrían generar la aparición de residuos tóxicos en los alimentos”. 

El AMPA alerta que ni el centro dispone de la infraestructura necesaria para este cambio ni el personal de la cocina y servicio de comedor está informado ni preparado, a día de hoy, para la implantación de este nuevo sistema. Entienden que la única pretensión de la medida es recortar costes en el servicio de comedor escolar “reduciendo la plantilla de trabajadores o sus horarios laborales en los comedores y los costes de producción de la comida de los niños, aumentando así los márgenes de beneficios empresariales del servicio privatizado, con el consiguiente perjuicio para la calidad en el servicio de comedor”. Además, remarcan, “con el cambio que nos plantean, los niños, aprenderían que lo normal y más recomendable es comer todos los días comida precocinada, en conserva, y envasada, puesto que para ellos, el colegio es una referencia educativa de primer orden”.

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído