Parlamentarios del PSOE analizan con UGT la situación laboral de la mujer en la provincia

La brecha salarial, la precariedad y temporalidad del trabajo, entre las principales dificultades a las que hacen frente

 Foto. Reunión UGT. Igualdad laboral
Foto. Reunión UGT. Igualdad laboral

Parlamentarios nacionales del PSOE por Salamanca han mantenido una reunión de trabajo con representantes de la dirección provincial y regional del sindicato UGT donde se han abordado importantes cuestiones en relación a la situación de las mujeres en el mercado laboral y, más concretamente, para conocer la realidad de las trabajadoras en la provincia de Salamanca.

En este encuentro, el diputado David Serrada y los senadores, Elena Diego y Francisco Díaz, han traslado e informado a los representantes sindicales sobre la medidas ya aprobadas por el Gobierno que afectan de forma directa o indirecta a las mujeres en relación con el mercado de trabajo, así como del estado en que se encuentran algunas de las decisiones que en breve se aprobarán para intentar terminar con la brecha salarial, la precariedad y temporalidad del trabajo de las mujeres así como otras destinadas a la corresponsabilidad, el hacer frente a la lacra que es la violencia de género y también, algo que todavía permanece muy oculto, al acoso sexual en el trabajo.

Desde el sindicato se ha puesto encima de la mesa datos muy preocupantes como el de la precariedad laboral, que no deja de aumentar, entre las mujeres. Las últimas cifras de paro de enero de este año revelan que el desempleo ha crecido más del doble que el masculino, y que las mujeres representan el 68% del total de personas desempleadas registradas en este primer mes del año. 

La ocupación se localiza de forma muy temporal y muy estacionalizada, y es el sector servicios, muy feminizado, donde  aumenta exponencialmente el desempleo. Así, aunque la tasa de temporalidad de nuestro país se sitúa en el 26,1%, la tasa de temporalidad femenina está en el 27,4%, según los datos de la última EPA.

También, y de manera conjunta, se ha tratado la forma de establecer un plan de acción durante todo el año que estudie y plantee cambios en las políticas, más recursos y modificaciones legislativas con el objetivo de lograr la plena equiparación incluida una Ley de Igualdad Salarial. Por ambas partes se ha calificado de positivas, sobre todo para las mujeres, medidas tomadas tanto por el anterior Gobierno socialista como las que se han puesto en marcha ahora con un Gobierno progresista de coalición, como el Real Decreto-ley 6/2019 de 1 de marzo, que incluye entre otras medidas:

La equiparación de la duración de los permisos por nacimiento de hijo/a de ambos progenitores de forma progresiva, en 3 años. Estos permisos, además de ser iguales, son intransferibles y retribuidos al 100%.

Impulsó a la adopción de planes de igualdad, que serán obligatorios en empresa de más de 50 trabajadores/as (con un régimen transitorio de 3 años) y que deberán incluir una auditoría salarial que analice las diferencias entre mujeres y hombres.

Avanzar en el derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral mediante la mejora de la protección de situaciones derivadas de los cuidados a otras persona, el reconocimiento del derecho a solicitar adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, la ordenación del tiempo de trabajo y  la forma de prestación. Medidas para terminar con la brecha salarial de género, avanzando en cuestiones de transparencia salarial.

Previsiones específicas para las víctimas de violencia de género dándoles mayor protección y seguridad.

Y por último, una medida muy esperada y que hace justicia a miles de mujeres como la recuperación de las cotizaciones a la Seguridad Social para las cuidadoras no profesionales del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia. Un derecho que había sido suprimido por  el Gobierno del PP en 2012, cuando había más de 180.000 personas cuidadoras, casi todas mujeres, dadas de alta y cotizando.

Otras de las cuestiones ha sido la  convocatoria de la Mesa de Diálogo Social sobre Igualdad, con la participación del Gobierno y los Agentes Sociales y que ha supuesto el aumento del Salario Mínimo Interprofesional, percibido por más mujeres que hombres, a 900 euros primero y luego a 950.

Para concluir se ha planteado el establecimiento de un calendario de trabajo en materia de Igualdad laboral que no quede sólo limitado a fechas próximas al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.  De esta forma se pretende mantener entre ambas partes una información fluida para hacer propuestas en las Cortes Generales encaminadas a reducir la desigualdad de oportunidades entre hombres y mujeres a la hora de acceder al trabajo, y en la calidad del mismo, algo que genera diferencias en el final de la vida laboral de las trabajadoras con pensiones en su mayoría contributivas y de menos cuantía. 

Y todo ello atendiendo a la realidad del mercado de trabajo en Salamanca y sin perder de vista dos preocupaciones importantes, por un lado, la fuga del talento joven, que afecta  principalmente a mujeres universitarias y con altas calificaciones, y por otro, el trabajo de los cuidados a familiares que, mayoritariamente ejercen las mujeres en nuestra provincia, sobre todo, en el mundo rural.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído