Un año más, cientos de morisqueños volvieron a unirse el sábado de fiestas para disfrutar juntos de la tradicional paella si el tiempo acompaña. A partir de las tres de la tarde, el Ayuntamiento volvió a repartir un año más el popular plato de arroz junto a un bollo de pan y limonada, e incluso el postre para los más golosos. 

Después, la tarde queda en manos de los más pequeños que, desde las 5, se lo pasarán en grande con el tren, las bicis locas, el jumpy o los hinchables. Si al terminar aún les quedan energías, aun tendrán tiempo para darse un baño de espuma en el Parque Grande a partir de las 8 de la tarde. La orquesta Galeón pondrá el broche al cuarto día de actividades moviendo a los asistentes al ritmo de las canciones cuando el reloj marque las 12.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído