La laguna de San Martín se transformó en un enorme restaurante para albergar a vecinos y visitantes de San Morales que compartieron una gran parrillada a modo de descanso tras disfrutar de un peculiar programa festivo.

La actividad se inició con un original telediario para niños en el parque del pueblo a la que siguió un baile en el frontón al ritmo de la batuka.

Tras llenar el estómago en la cena de confraternización, los vecinos disfrutaron del pregón festivo al filo de la media noche para unirse después al ritmo del DJ en la plaza.

 
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído