El grupo Cateja Teatro volvió un año más a representar la Pasión en el atrio de la iglesia y las calles de La Alberca, en una tradición asentada que gana adeptos cada año. En esta ocasión, con más mérito aún, debido a la gélida noche y la lluvia que incluso obligaron a retrasar media hora el comienzo de la representación.

A los más de cuarenta papeles principales como Jesús, Pilato, Caifas, María, Magdalena, los sumos sacerdotes, sayones y apóstoles, se suma un gran número de acompañantes con una gran importancia pues en gran medida gracias a ellos puede salir una Pasión, que suma más de cien personas entre actores, técnicos, vestuario, maquillaje, ayudantes de atrezzo, etcétera.

 
Un gran espectáculo de luz, sonido y dramaturgia llevada al límite hacen de La Pasión de La Alberca una buena excusa para acercarse al pueblo, vivir la Semana Santa de otra manera, revivir los acontecimientos que tuvieron lugar en los albores de la Cristiandad como un reportero de la época, pues La Pasión de Cateja transmite realismo y una profunda comunión entre el actor y el espectador.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído