No era una noche calurosa pero sí muy deseada por lo que nadie, pese a la amenaza del cielo, quiso perderse su cita en la Plaza de Toros de Babilafuente donde a partir de las 12 esperaban las vaquillas.

La capea al estilo tradicional volvió a poner de manifiesto quiénes son los más valientes. Algunos encararon con destreza a todos los animales que fueron saliendo para delicia de unos espectadores que aplaudieron, jalearon y, en ocasiones, gritaron ante las cogidas de las vaquillas a los recortadores. Mucho espectáculo y buen humor se congregó en la plaza de toros de la localidad. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído