El director de Ordenación del Territorio y Administración Local de la Junta de Castilla y León, Luis Miguel González Gago, ha destacado que las Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio configuran un modelo diseñado para mejorar la prestación de los servicios, especialmente en las zonas rurales. Al acto informativo también han asistido el delegado territorial de la Junta, Bienvenido Mena Merchán, y el secretario territorial, Fernando Díaz Torres.

En la sesión celebrada esta mañana se han reunido con representantes municipales de 32 localidades de la zona de Peñaranda, que se agrupan en las siguientes Unidades Básicas: Las Villas, con 5.064 habitantes (Arabayona, Babilafuente, Cantalpino, Cordovilla, Moríñigo, El Pedroso de la Armuña, Villoria y Villoruela); Cantalapiedra, con 2.533 habitantes (Cantalapiedra, Palaciosrubios, Poveda de las Cintas, Tarazona de Guareña, Villaflores y Zorita de la Frontera); Campo de Peñaranda, con 11.984 habitantes (Alaraz, Alconada, Aldeaseca de la Frontera, Bóveda del Río Almar, El Campo de Peñaranda, Cantaracillo, Macotera, Malpartida, Mancera de Abajo, Nava de Sotrobal, Paradinas de San Juan, Peñaranda de Bracamonte, Rágama, Salmoral, Santiago de la Puebla, Tordillos, Ventosa del Río Almar y Villar de Gallimazo).

Luis Miguel González ha explicado que, según el artículo 4 de la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, la unidad básica de ordenación y servicios del territorio rural agrupa a municipios iguales o menores de 20.000 habitantes de una provincia, con contigüidad espacial y con características similares, que cumpla alternativamente alguna de las siguientes reglas: en función de su tamaño, que la población total de la unidad básica tenga como mínimo 5.000 habitantes, y como máximo 30.000; en función de la dispersión, que la unidad básica tenga una densidad menor de 15 habitantes por kilómetro cuadrado, y como mínimo agrupe a 5 municipios.

El borrador de unidades básicas de ordenación es un documento clave del nuevo modelo que la Junta impulsa desde la legislatura pasada. Se presentó el pasado 30 de septiembre y, desde entonces, está abierto el periodo para la participación ciudadana. El director de Ordenación del Territorio y Administración Local ha insistido en que ?desde la Junta queremos escuchar las opiniones y estudiar las aportaciones que quiera hacer cualquier persona, entidad o colectividad y, en general, todos los agentes sociales, políticos y económicos que viven y trabajan en Castilla y León?.

El modelo de ordenación del territorio que impulsa la Junta pretende optimizar los recursos y mejorar la prestación de servicios en los pueblos y su diseño tiene una característica fundamental: se elabora teniendo en cuenta las aportaciones de todos los implicados, desde los alcaldes de los municipios hasta los ciudadanos que los habitan. ?Pretendemos que las prestaciones, tanto autonómicas como locales, sean mejores y estén garantizadas para todos, pero no queremos imponer un esquema diseñado en los despachos, sino tener en cuenta las percepciones reales de los habitantes del territorio?, ha dicho el director. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído