El Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte pondrá en marcha un ambicioso plan de ahorro basado en la restricción del gasto de personal y determinadas partidas con las que se pretende recortar un total de 200.000 euros al año. Así, se suprimirán las horas extras al pasar la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales, siguiendo los preceptos de la Junta de Castilla y León. Además, se elimina el seguro médico privado de los empleados públicos, que pasan a la Seguridad Social, como ya se ha hecho en otros ayuntamientos de mayor entidad e incluso en la Diputación de Salamanca. También se reducirá la aportación económica a cursos y convenios en los que participaba el Ayuntamiento.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído