Los grupos municipales de Izquierda Unida y Partido Socialista registraron el pasado viernes, en el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes, la solicitud de un pleno extraordinario para exigir directamente la dimisión al alcalde de la localidad. Hehco que sucederá mañana, 23 de enero. En el comunicado enviado por ambas formaciones políticas esgrimen “que el primer edil ha incurrido en una serie de irregularidades en la forma en que ha abordado la reforma del Reglamento Municipal en provecho propio”. Añaden que Javier Cascante habría “mentido al pleno y ocultado información por haber impulsado una reforma innecesaria, costosa y haber traicionado la confianza de los grupos de la oposición”.
 
La polémica, según la oposición, surge desde que el alcalde propuso no aceptar la dedicación exclusiva por la incompatibilidad con su jubilación laboral siendo la beneficiaria a partir de entonces la concejala de Deportes. Tanto IU como PSOE rechazan el procedimiento que se ha seguido para ello, pues acusan de haber tomado esa decisión de forma unilateral y sin contar con oposición ni pleno al haberla hecho efectiva, supuestamente y según lo que afirman estas formaciones, antes de presentar la modificación del artículo 9 del Reglamento Orgánico Municipal para el cambio de dedicación.

El PSOE de Santa Marta denuncia también que "el alcalde Javier Cascante rechaza una iniciativa socialista en la que se pedía una evaluación del índice de transparencia en la gestión del Consistorio por parte de los organismos competentes. El equipo de gobierno del PP ha rechazado una moción del Grupo Municipal Socialista en la que se demandaba que el Ayuntamiento aceptara voluntariamente el someterse a una evaluación del nivel de transparencia en su gestión que realiza la organización no gubernamental Transparencia Internacional España a las administraciones locales del Estado". 

 

Por su parte, el regidor del Ayuntamiento de Santa Marta, Javier Cascante, afirma con rotundidad que él nunca ha ocultado información de nada. “Antes de llevar este punto a los plenos he ido despacho por despacho informando de mi jubilación y sobre la decisión de dejar de percibir dedicación exclusiva. Incluso se ha tratado en comisiones”. “Dije que me jubilaba el 30 de septiembre (también en el pleno del día 26 del mismo mes) y que solo cobraría, como ellos, por asistir a comisiones y plenos”, añade el primer edil. Sin embargo PSOE e IU insisten que según el reglamento debería haber seguido en régimen de dedicación exclusiva hasta el 5 de diciembre, fecha en que entró en vigor la modificación del ROM, para no haberlo incumplido. Lo cierto, según el alcalde, es que es una medida con la que las arcas municipales del Ayuntamiento se ahorrarán anualmente cerca de 60.000 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído