El PSOE, mediante un comunicado, asegura que "lo ha demostrado sobradamente allá donde ha gobernado o gobierna, dirige todas sus políticas hacia las personas, por ello universalizó la educación en su etapa obligatoria, universalizó el segundo ciclo de Educación Infantil y ha implantado el primer ciclo de educación infantil".

 El PSOE apuesta por una educación que sea garantía de igualdad, calidad, equidad y libertad para todos los ciudadanos/as; en la que participen todos los agentes sociales; se respete el pluralismo; cuyas señas de identidad sean la integración entre el centro escolar, la familia y el entorno, la inclusión y la solidaridad; en la que se garantice una oferta pública que universalice el acceso a la Educación Infantil y a la Educación Obligatoria con más ayudas y becas; en la que la participación de padres y alumnos sea esencial; en la que haya una orientación escolar personalizada y en la que las nuevas tecnologías estén al alcance de todos los alumnos, en todos los centros educativos.

 Es obvio que las ideas vertidas en el párrafo anterior son fácilmente aplicables al mundo urbano, con ciertas dificultades al mundo semiurbano y con muchísimas dificultades en el mundo rural. En este último caso porque desde la propia Junta de Castilla y León no se practica una política de la mejora de las periferias de la comunidad, como lo demuestra el hecho de que llevamos más de 20 años sin que el PP haya dado un paso significativo en la vertebración y cohesión social, pasos que en otras comunidades si que se han dado y por ello ofrecen a sus ciudadanos amplios servicios y unas infraestructuras sensiblemente superiores a lo que se nos proporciona desde la Junta de Castilla y León.

 Es más, en el Estatuto de Autonomía se hablan de estas cosas; en las famosas 73 medidas contra la despoblación, también, aunque nunca las haya puesto en práctica el PP, por lo que estamos esperando a que el PP de un paso al frente y se ponga el mono de trabajo para trabajar por los ciudadanos que tienen tantas y tantas carencias.

 Por eso el PSOE se negará en rotundo al cierre de aulas en el CEIP de la barriada de El Puente, porque es injusto, insolidario,… porque no  cuadra con las políticas del PP local que si que quiere integrar al barrio en el contexto económica, social y en la dinámica de la ciudad. Esperemos que, en este caso, el PP arrime el hombro con las fuerzas políticas progresistas presentes en el ayuntamiento.

 El PSOE, a través de sus procuradores, defenderá los intereses incuestionables de los ciudadanos del barrio El Puente y trabajará para que su CEIP no se convierta en un güeto, sino en lugar de integración social en el que no falte ninguno de los apéndices que hay en todos los centros educativos de educación obligatoria del mundo urbano.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído