Los sequereños se reunieron este sábado en el Santuario del Robledo para festejar con devoción las vísperas de su fiesta grande, la Santa Cruz de Mayo en honor a la Cruz Bendita. La fiesta está  ligada a la visión que tuvo en el siglo XV Juana Hernández, la Profetisa o Moza Santa, vinculada a la aparición de la Virgen de la Peña de Francia, patrona de la comarca. Tras las solemnes vísperas, se ha ofrecido un convite por parte de los mayordomos.

Procesión dominical y ofertorio

Este domingo, a las 11:30 horas, tras la misa mayor en el Santuario de Robledo, a las afueras del pueblo, una procesión con la cruz en andas recorrerá arboledas centenarias de robles, castaños y cipreses hasta llegar a la plaza, donde se celebrará el ofertorio. En esta celebración no faltarán las danzas y la bendición de los campos; una ocasión especial para visitar Sequeros y conocer una de las fiestas de histórica veneración más entrañables de la provincia de Salamanca.

El entorno y paisaje donde se encuentra el santuario invita a la contemplación, percibiéndose la sacralidad del lugar nada más llegar. Desde aquí se puede divisar una de las mejores vistas de la Sierra de Francia.

La jornada festiva se completa con un baile en el Altozano a partir de las 18:30 horas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído