Intrépidos conductores de curiosos artefactos con ruedas trataron de lograr que el suyo fuera el ganador de una competición en la que el único límite es la imaginación. Los participantes, hasta un máximo de 20, aspiraban a cinco premios. El primero dotado con 300 euros, por 200 el segundo y 150 el tercero. Los clasificados en cuarto y quinto lugar recibirán 100 euros respectivamente.

La actividad, creada con el objetivo de fomentar la creatividad y estimular la participación de los vecinos, grupos festivos y peñas en las fiestas de agosto, exige que el ‘vehículo’ posea un mínimo de tres ruedas en contacto con el suelo, que quepa por la vía pública designada para la realización del concurso, que no tenga ningún tipo de propulsión mecánica ni manual por lo que deberá recorrer el circuito por la fuerza de la gravedad tras un primer impulso manual que se dará en los 15 primeros metros del recorrido (el circuito es en pendiente) y que tenga un chasis y una mecánica que no pertenezca a prototipos ya creados por marcas en el mercado. La utilización de freno es opcional, aunque se recomienda su uso si el ‘Auto’ pudiera tener dificultades en pararse, debido a su volumen o velocidad. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído