La actividad del matadero municipal de Peñaranda de Bracamonte sigue condicionada a la decisión de Sanidad sobre clausurar, de forma temporal, esta instalación por no haber para ella representante legal que comunique a la Junta las incidencias que allí pudieran producirse. Con el agravante, además, de que los trabajadores del matadero acumulan varias nóminas sin cobrar.
 
El Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte sigue trabajando para intentar llegar a un acuerdo lo más pronto posible y adoptar las medidas que sean necesarias para volver a recuperar la actividad en este matadero, que estaba gestionada por una empresa privada, y regresar a la normalidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído