El boletín Oficial de la Comunidad hace pública este jueves la resolución de la Junta de Castilla y León por la que no considera necesario emprender un estudio de evaluación de impacto ambiental para afrontar el proyecto de sellado del vertedero de Cantalapiedra. 

Pese a que el lugar en el que se asientan los 14.000 metros cuadrados de vertedero se incluye en el ámbito de la Red ‘Natura 2000’, concretamente en la Zona de Especial Protección de Aves denominada ‘Tierra de Campiñas’, los especialistas que han analizad el proyecto concluyen que las actuaciones a realiza no causarán perjuicio a la integridad del lugar. 

La zona de estudio se caracteriza por la presencia de aves esteparias como el sisón (Tetrax tetrax), ganga común (Pterocles alchata), ganga ortega (Pterocles orientalis), cernícalo primilla (Falco naumanni), avutarda (Otis tarda) y aguilucho cenizo (Circus pygargus). Además, en el caso del sisón, la ganga ortega y el aguilucho cenizo están incluidos en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

El proyecto tampoco afecta a flora protegida de Castilla y León ni a la vía pecuaria próxima. De igual modo, el consumo de materias primas y recursos naturales “no se considera significativo debido a la propia naturaleza del proyecto, dirigido exclusivamente a mejorar las condiciones del depósito y exento de cualquier tipo de explotación posterior”. 

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído