El sentir de las zonas básicas de salud de Salamanca azotadas por el coronavirus tras el vacío dejado por la pandemia

La zona básica de salud (ZBS) de Pedrosillo el Ralo, con 24 localidades, registra la segunda tasa de mortalidad por covid más alta de Castilla y León y la primera de Salamanca con 25 muertos y un 0,95%. En la ZBS de La Fuente, con 38 localidades, son 17 fallecidos, con una tasa del 0,53%

 1centro salud Pedrosillo
1centro salud Pedrosillo

Rosa M. Fernández - La pandemia del coronavirus se ha cebado con dos zonas básicas de la provincia, cuyos centros de salud se encuentran en Pedrosillo el Ralo y La Fuente de San Esteban. Dos localidades de las que no se ha parado de hablar en los tres últimos meses, muy a su pesar. 

Sin buscar protagonismo, el coronavirus, y las personas que se ha llevado la pandemia, ha puesto el foco de atención en dos pueblos de diferentes comarcas, Campo Charro y La Armuña, unidos por registrar en sus ZBS la mayor tasa de mortalidad por covid. La ZBS de Pedrosillo, con 24 localidades, registra la segunda tasa de mortalidad por covid más alta de Castilla y León y la primera de Salamanca con un 0,95%. En la ZBS de La Fuente, con 38 localidades y 3.800 habitantes, han fallecido 17 personas de covid, con una tasa del 0,53%.

Pedrosillo, protagonista a su pesar: "Queremos seguir siendo conocidos por nuestros garbanzos, aquí no tenemos problemas con el coronavirus"

"Nosotros somos conocidos por la calidad de nuestros garbanzos, es una pena que ahora se nos relacione con el coronavirus cuando no tenemos". La tranquilidad impera en Pedrosillo el Ralo; los pocos vecinos que viven allí el estado de alarma -unos 80- siguen extrañándose, y quejándose, por convertirse en protagonistas de una crisis sanitaria muy a su pesar. Desde el inicio de la pandemia del covid-19, la zona básica de salud de Pedrosillo el Ralo ha acaparado el interés por mantenerse a la cabeza de fallecidos por coronavirus, en Salamanca y en Castilla y León, con 25, casi la mitad del total de muertes registradas desde el inicio de la pandemia en la ZBS, 56.

Muertes que corresponden a los 17 municipios y 24 localidades que forman parte de esta ZBS cuyo centro de salud se encuentra en Pedrosillo, incluyendo varias residencias de mayores que han registrados numerosas muertes en plena pandemia. Mientras Salamanca acumula 698 fallecidos por covid, 25 se han producido en la ZBS de Pedrosillo, lo que supone 0,95 muertos por tarjeta sanitaria, la tasa de mortalidad más alta de la provincia y la segunda de Castilla y León, solo por detrás de Sacramenia, ZBS de Segovia con 12 muertos y una tasa del 1,46%.

Aldeanueva de Figueroa, Arcediano, Cabezabellosa de la Calzada, Cañizal (Zamora), Espino de la Orbada, Gomecello, Negrilla de Palencia, La Orbada, Pajares de la Laguna, Palencia, Parada de Rubiales, Pedrosillo el Ralo, Pitiegua, Tardáguila, Vallesa (Zamora), La Vellés y Villaverde de la Guareña conforman los municipios de esta ZBS que cuenta con más de 3.500 habitantes, situándose a la cabeza Cañizal y Gomecello, que superan en ambos casos los 500.

"Aquí han fallecido tres personas que estaban en la residencia, no sabemos si por covid, pero eran ya mayores" explica José Luis Ayuso, alcalde de Pedrosillo, dejando claro que no se trata de un problema de Pedrosillo, "la zona la incluyen otros muchos pueblos y varias residencias, nosotros no hemos tenido problemas". De hecho, añade que si los 25 fallecidos fueran de Pedrosillo, "desaparecía el pueblo".

Sin embargo, reconoce que esta situación en el mapa del covid-19 ha generado desconcierto e intranquilidad. "Nos está afectando a la imagen, nos preguntan que qué está pasando aquí, hay quién cree que por nuestro pueblo y no es  así". Y ahora que son muchos los que apuestan por hacerse con casas en pueblos por el temor a un próximo confinamiento, lamenta que esto pueda influir. Con las fiestas de agosto suspendidas, el Ayuntamiento de Pedrosillo, que ha repartido entre sus vecinos material de protección como mascarillas y guantes, plantea realizar algún tipo de iniciativa de cara al verano para dejar claro que Pedrosillo es un pueblo sin covid y atractivo para vivir, por su proximidad a Salamanca, sus comunicaciones y sus servicios.

“Ha muerto gente muy querida y eso daña la moral de todo el mundo”, Manuel Rufino G. Núñez, alcalde de La Fuente de San Esteban

Javier S. Fraile - Es jueves 11 de junio y en un año normal La Fuente de San Esteban estaría inmersa en disfrutar de sus fiestas del corpus. Sin embargo, no es novedad que 2020 ha cambiado nuestro día a día habitual por la incidencia de una pandemia que tampoco ha pasado de largo por esta localidad salmantina. La zona de salud, cierto es, no abarca solamente al municipio de La Fuente, pero la mayoría de las defunciones se han registrado en las residencias de esta localidad.

Los números son desgarradores, según la información de la Consejería de la Junta de Castilla, 17 personas han muerto desde el 1 de marzo en esta zona de salud con coronavirus confirmado, pero, se registran otras 43 muertes en esa zona en el mismo periodo. Dado los problemas que se tuvieron para certificar las muertes por COVID-19 en el inicio de la pandemia, todo apunta a que ha habido un mayor número de personas que han fallecido a causa de esta enfermedad, aunque así no venga registrado.

A pesar de que, debido a esta pandemia y a la cantidad de información, parece que hayamos normalizado el número de víctimas, lo cierto es que 60 personas en una zona de salud como la de la Fuente de San Esteban y en municipios donde todo el mundo se conoce, no son solo cifras. Son personas de toda la vida con nombres y apellidos, son amigos, familiares, vecinos o conocidos; con una vida, una historia y una relación que está pandemia ha apagado de golpe, dejando una profunda herida y un gran vacío en estos municipios.

“Hoy es el día del corpus”, cuenta a SALAMANCA24HORAS.COM el alcalde de La Fuente de San Esteban, Manuel Rufino G. Núñez; “Tenía que ser un día de fiesta y alegría en el pueblo, pero no podrá ser así. Desde el Ayuntamiento vamos a homenajear al santísimo como es nuestro deber, pero no vamos a hacer fiesta profana –todos los actos que no están vinculados a celebración religiosa-. Nosotros estamos con toda la gente del pueblo, también con la tristeza de no poder celebrar para levantar el ánimo, pero, dada las restricciones y la situación actual, es lo mejor”.

La situación ha mejorado considerablemente en esta zona de salud de La Fuente de San Esteban que no abarca solo a este municipio, nos recalca su alcalde, “sino todos los que entran dentro de la zona básica de salud, no sabemos con exactitud cuántos positivos hay en cada núcleo de población. Ahora, yo puedo hablar por la Fuente y aquí solamente tenemos un ingreso, por lo que la gente está tranquila. No hay casos activos”.

De hecho, a los habitantes del pueblo de La Fuente no les ha afectado directamente el coronavirus, “en lo que es el no ha afectado más que a dos o tres personas. El problema lo ha habido, como todos saben, en las residencias. Aquí sí que ha habido bajas y problemas”

A pesar de no contabilizar los positivos en el municipio, “es obvio que en la residencia de la Fuente había mucha gente del pueblo. Ha muerto gente muy muy querida, al igual que sus familiares, y eso daña la moral a todo el mundo. Ahora mismo, estamos siempre recordando a todos los que se han ido con mucho cariño, porque casi todas las personas que han perdido la vida en la residencia era gente de aquí”, cuenta apenado a este medio de comunicación Manuel Rufino.

Para estas personas habrá más adelante un homenaje, pero también para todos aquellos que han estado trabajando en primera línea, así lo ha anunciado el propio alcalde: “cuando todo se calme, juntaremos a la gente para rendir este merecido y sentido homenaje. Ahora mismo no se puede porque hay que garantizar la distancia mínima, pero sí lo tenemos pensado.

Reconocimientos para todos los fallecidos, pero también en especial a Isabel Muñoz, la médica del Centro de Salud (que llevará su nombre) y José Manuel Sánchez Ortega, un prestigioso cirujano que vivía en Barcelona, pero era natural del pueblo -De hecho, en 2016 le otorgaron al municipio una calle en su nombre”-.

Isabel Muñoz, fue la primera médica de nuestro país en perder la vida por el coronavirus y en el pueblo solo hay buenas palabras hacia su imagen: “Isabel era una persona muy querida. En todos los lugares donde estuvo la quisieron mucho, prueba de ello son las llamadas de los alcaldes de otros pueblos donde había estado antes para hablarnos de ella. Era una persona que se dejaba querer”

Por último, desde el Ayuntamiento quieren agradecer el trabajo de todas las personas que estuvieron en primera línea cuidando a los enfermos: “Queremos hacerles un reconocimiento a todas esas personas que de manera anónima han estado atendiendo a los internos de las residencias. Son también auténticos héroes que con la situación que teníamos no se han echado en ningún momento atrás. Será un homenaje merecidísimo, pero cuando todo se calme un poco”, concluye Manuel Rufino G. Núñez, alcalde de la Fuente de San Esteban.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído