El colegio de San Jerónimo de Alba de Tormes (Salamanca) será de nuevo la sede del ENCUENTRO ORQUESTAL SINFÓNICO (EOS 2012) para niños y jóvenes estudiantes de música, que organiza el GRUPO CONCERTANTE TALÍA. El Encuentro, dirigido y coordinado por SILVIA SANZ, tendrá lugar del 17 al 29 de julio y finalizará con un concierto abierto al público en el que se interpretarán las partituras trabajadas durante el curso, que este año versarán sobre el tema Música en la corte. El concierto se repetirá en septiembre en el Auditorio Nacional. Como novedad, se ha organizado de forma paralela un ENCUENTRO DE GUITARRAS.

Además, un joven músico salvadoreño, Felix Armando Rivera, intérprete de trompa, participará en el curso gracias a una beca del Grupo Concertante Talía.

El ENCUENTRO ORQUESTAL reúne cada año a un centenar de participantes. Está dirigido a niños y jóvenes de 9 a 18 años con conocimientos de cualquiera de los instrumentos que integran una orquesta, en este caso, violín, viola, violonchelo, contrabajo, flauta, oboe, clarinete, saxofón, viento metal, percusión, arpa, armonía y composición. El equipo de trabajo está formado por profesores especialistas de instrumento con amplia formación pedagógica y una dilatada experiencia en la realización de encuentros orquestales desde hace más de 10 años. Este equipo está dirigido y coordinado por la directora de orquesta SILVIA SANZ TORRE, máxima responsable de la asociación organizadora GRUPO CONCERTANTE TALÍA.

Música en la corte

El principal objetivo del Encuentro Orquestal es fomentar el género sinfónico. Para este curso se ha elegido un programa de obras musicales que se interpretaron en las cortes europeas a lo largo de la historia como Música para los reales fuegos artificiales y Música Acuática de Händel; Pompa y circunstancia de Elgar; Te Deum de Charpentier, etc. Todas estas obras podrán escucharse en el concierto de clausura que tendrá lugar el 28 de julio a las 20.30 en el Museo Padre Belda de Alba de Tormes, ubicado en el mismo colegio de San Jerónimo donde se desarrolla el encuentro. Al día siguiente, el 29 de julio, se repetirá el concierto en Madrid. El concierto se repetirá el 15 de septiembre a las 19.30 en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional a beneficio de dos ONG dedicadas a proyectos de salud relacionados con la infancia (AFANIC y Fundación Pablo Horstmann).

Encuentro de Guitarras

Por primera vez, paralelamente al Encuentro Orquestal, va a tener lugar un ENCUENTRO DE GUITARRAS, un curso intensivo cuyo objetivo es que los jóvenes estudiantes de guitarra tengan la oportunidad de tocar en un conjunto y trabajar repertorio específico para esta formación, centrado también en la temática Música en la corte. El ensemble de guitarras podrá integrarse en la orquesta para la interpretación de algunas de las obras y participar en el concierto final.

La música, una experiencia colectiva

Acostumbrarse a tocar en una orquesta es un aprendizaje necesario para cualquier estudiante de música. Se trata de una experiencia muy positiva tanto desde el punto de vista personal como musical. El objetivo del Encuentro Orquestal es que los niños y jóvenes aprendan a vivir la música como una experiencia colectiva y comprendan que el trabajo individual es indispensable para mejorar la interpretación en grupo. Tanto las clases como las sesiones orquestales están adaptadas a la edad y nivel musical de los niños.

Beca para estudiantes de música de El Salvador

Como viene ocurriendo desde hace unos años en el Encuentro Orquestal, un estudiante de música de la Orquesta Juvenil de El Salvador participa en el curso gracias a una beca del Grupo Concertante Talía que permite su viaje a España y su estancia en el curso. La beca ha sido asignada este este año a un joven intérprete de trompa. Su nombre es Felix Armando Rivera Hernández y desde 2003 pertenece a la Orquesta Sinfónica Juvenil de El Salvador, con la que el Grupo Concertante Talía mantiene un acuerdo de colaboración e intercambio. Lo que más le ilusiona de viajar a España es “el poder conocer nuevos amigos, poder conocer más acerca del estudio del corno francés y poder tener una experiencia inolvidable”. El joven becado tiene así la oportunidad de conocer otras técnicas de estudio y práctica musical, intercambiar conocimientos y, cómo él mismo ha dicho, hacer nuevas amistades.

GRACIAS A UNA BECA DEL GRUPO CONCERTANTE TALÍA

UN JOVEN MÚSICO DE EL SALVADOR PARTICIPARÁ EN EL ENCUENTRO ORQUESTAL DE ALBA DE TORMES

Un año más, un joven salvadoreño viajará a España dispuesto a aprovechar al máximo el Encuentro Orquestal (EOS 12) de Alba de Tormes coordinado por la directora de orquesta Silvia Sanz Torre. Del 17 al 29 de julio, 60 niños y jóvenes estudiantes de cualquiera de los instrumentos que integran una orquesta, se encontrarán para mejorar su técnica y preparar un concierto sobre el tema Música en la Corte. Casi todos los participantes proceden de Madrid y de otros puntos de España, pero el que tendrá que hacer más kilómetros será Felix Armando Rivera Hernández. Cruzará el Atlántico y con él un compañero inseparable desde la infancia, el corno francés, es decir, la trompa.

El convenio entre el Grupo Concertante Talía (GCT) y la Orquesta Sinfónica Juvenil de El Salvador, dirigida en varias ocasiones por Silvia Sanz, contempla el intercambio de músicos y profesores. Pero también incluye una beca, gracias a la cual, cada año, el GCT cubre el viaje a España de un miembro de la orquesta salvadoreña y su asistencia al Encuentro Orquestal.

Felix Armando Rivera ya está preparando su viaje. Viene dispuesto a aprender, aunque seguro que sus compañeros españoles también aprenderán de él porque ya tiene experiencia como solista. En 2011 interpretó el Concierto nº 3 para trompa de Mozart junto a la Orquesta Sinfónica Juvenil de El Salvador, dirigido precisamente por Silvia Sanz en una de sus giras por este país. Lo que más le ilusiona de viajar a España es “el poder conocer nuevos amigos, poder conocer más acerca del estudio del corno francés y poder tener una experiencia inolvidable”.

Flauta dulce, violín, trompeta y al final, la trompa

La trompa no fue lo primero. Felix Armando Rivera se inició con la música tocando la flauta dulce en un grupo de música folclórica. Desea más que ninguna cosa aprender a tocar un instrumento. De hecho, empezó a estudiar violín, pero conforme pasaron los años, se sintió más atraído por los instrumentos de viento. A los 11 años entre en la banda de su centro educativo: “Los instrumentos de percusión que tocaba, como redoblantes, platillos, etc., ya no me parecían mucho y empecé con la trompeta y luego conocí el corno (la trompa) y me llamó la atención”. Hizo una prueba para ingresar en el Orquesta Sinfónica Juvenil del Salvador y forma parte de su sección de trompas desde 2003.

Emociones y oportunidades

Nos cuenta Felix Armando Rivera que la música le aporta muchas cosas: “Primeramente, muchas emociones, conocer nuevos amigos y la oportunidad de viajar a otros países. Es una experiencia súper especial”. Por eso no le ha importado tener que cambiar su tiempo de juegos o de ocio por horas de ensayo y estudio: “Poco a poco se va a aprendiendo a dedicarle más tiempo a la música”. El joven intérprete recuerda muy bien lo que sintió la primera vez que tocó en una orquesta: “Aparte de mucho nerviosismo, una emoción tan impresionante que no se podría describir”.

Lo que más disfruta: Cuartetos y quintetos para viento

Además de la orquesta, Felix Armando Rivera forma parte del quinteto de bronces de la Sinfónica Nacional de El Salvador: “Hemos estudiado obras como la Suite de Carmen de Georges Bizet, el Concierto para quinteto de Victor Ewald y tenemos el proyecto de tocar un concierto con música de nuestro país”.

Como es lógico, la música con la que más disfruta es la compuesta específicamente para viento-metal: cuartetos, quintetos, música de cámara. Y sus obras preferidas son Cuadros de una exposición de Mussorgsky y la Sinfonía nº 9 de Beethoven.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído