La plataforma contra la mina de uranio en Salamanca considera inaceptable el volumen de agua solicitado por Berkeley a la Confederación Hidrográfica del Duero. Tal es así que el colectivo facilitará modelos de alegación para que todos los interesados puedan presentar las reclamaciones oportunas a los dos expedientes por los que Berkeley Minera solicita de la CHD “unos desmesurados volúmenes de aguas superficiales y subterráneas en el término municipal de Retortillo”, señalan. Las reclamaciones se podrán presentar hasta el 27 de octubre en los ayuntamientos de Retostillo y Villavieja de Yeltes, en las oficinas de la CHD en Salamanca y Valladolid y en el registro de cualquier órgano administrativo.

En ambos casos, se solicita un caudal de 100 litros por segundo para el proceso de extracción y beneficio de mineral de uranio, con unos máximos previstos de 344.563 m³/año en el río Yeltes y 1.337.455 m³/año de aguas subterráneas respectivamente, sumando en total casi 1.700 millones de litros de agua potable que no podrá ser destinada para otros usos y que contribuirá a aumentar el problema del déficit hídrico característico en esta parte de la provincia salmantina, afectando a sectores productivos básicos como la agricultura y la ganadería. Por otra parte, en el río Yeltes se han definido dos espacios de especial protección a nivel europeo (Red Natura 2000) que también se verán directamente afectados por la alteración de caudal: la Zona de Especial Protección para las Aves de las Riberas de los ríos Huebra y Yeltes (ZEPA ES0000247) y el Lugar de Interés Comunitario de las Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes (LIC ES4150064).

 

Para la plataforma esta solicitud es claramente incompatible con la Directiva Europea 2000/60/CE, que por definición busca "prevenir el deterioro, mejorar y restaurar el estado de las masas de agua superficiales, lograr que estén en buen estado químico y ecológico", y "reducir la contaminación debida a los vertidos y emisiones de sustancias peligrosas" y también "proteger, mejorar y restaurar la situación de las aguas subterráneas, prevenir su contaminación y deterioro y garantizar un equilibrio entre su captación y su renovación", además de la preservación de las zonas protegidas. Stop Uranio recuerda que tan sólo el proyecto "Retortillo-Santidad", implicará por parte de Berkeley Minera España S.A. un movimiento de tierras superior a los 200.000 m³ anuales, cinco megavoladuras a la semana y el procesado de 2.000.000 de toneladas/año de mineral de baja ley, con una problemática ambiental y social inasumible para la provincia salmantina.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído