Linares honra a la Virgen del Buen Suceso el “Lunes de Aguas”. El día de Pascua se traslada la imagen de la Virgen a la parroquia, donde se celebra con toda solemnidad la novena como preparación a la fiesta. El Lunes de Aguas a una hora muy temprana se celebra la santa misa en la parroquia, pues muchos hombres, sobre todo, suelen acercarse a recibir los sacramentos pascuales. Ya a las doce de la mañana, las notas alegres de la gaita y el tamboril ponen el son de fiesta a todos los vecinos que, tanto niños como ancianos, acompañando a la Virgen se dirigen a la ermita.
 
De nuevo hace algunos años se han vuelto a vestir las mujeres con el traje serrano que en cada localidad serrana tiene su atractivo peculiar y, llegados procesionalmente a la ermita se celebra la santa misa concelebrada por varios sacerdotes de la zona y cantada por el coro parroquial. Terminada la Eucaristía comienza la procesión en torno a la ermita, concluyendo con el baile regional de tejer el cordón y las jotas charras y serranas.
 
A media tarde el rezo del santo rosario congrega a los fieles, de nuevo, en torno a María del Buen Suceso. Concluido el mismo, los bailes charros y la degustación del clásico hornazo o la merienda en grupos de amigos ponen la nota final de un día tradicional en la vida de los linarenses. Antiguamente se celebraban representaciones teatrales y corridas de toros; el Ayuntamiento pagaba todo el vino que con motivo de la merienda se gastara, costumbre que aún hoy perdura.
 
Para todos los vecinos de Linares esta fiesta reviste un carácter familiar y eminentemente religioso, en cualquier lugar donde se encuentren, la Virgen del Buen Suceso ocupa un lugar en su corazón. Poco importa el origen o procedencia de esta tradición, lo importante es que la devoción a María bajo esta cariñosa advocación contribuye eficazmente a mantener la fe en este pueblo de Linares.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído