Ya van quince noches desde que el pasado 15 de octubre la Consejería de Sanidad hiciera efectivo el cierre del servicio nocturno de Urgencias en los centros de salud de Villarino y Barruecopardo. Quince noches en las que numerosos vecinos han colapsado las urgencias y han motivado que ninguno de los días se haya cerrado el consultorio a las diez de la noche tal y como estableció la Junta.

Además, y pese a que el apoyo popular siempre ha sido importante, en la pasada noche fueron más los vecinos que se sumaron a su particular protesta dado lo sucedido la jornada anterior, cuando la zona se quedó una hora y media sin médido y enfermera -tuvieron que trasladarse con un enfermo a Salamanca por un infarto-.

Los vecinos siguen luchando así con el objetivo de que la Junta vuelva a restablecer el servicio sanitario en ambos pueblos, algo que consideran esencial por el envejecimiento de la población y por la gran distancia entre los municipios.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído