Vientos de hasta 60 kilómetros por hora han obligado a cerrar de nuevo la Estación de esquí Sierra de Béjar-La Covatilla. La fuerte ventisca desaconseja la práctica del deporte blanco, que en estas condiciones resulta peligrosa. 

El resto de condiciones, sin embargo, son óptimas. La temperatura de primera hora era de seis grados bajo cero en la cima y la nieve, dura y con un espesor de entre 55 y 150 centímetros es de alta calidad. De igual modo, la visibilidad es buena en todas las cotas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído