Candelario, un bello municipio de la Sierra de Béjar, vive cada Semana Santa su tradicional Pasión Viviente, en la que los protagonistas son los vecinos candelarienses, aunque existieron muchas dudas de su celebración este año debido a la falta de participación en el evento, pero sea como fuere, Candelario sigue fiel a su tradición. La Cuesta de la Romana, lugar único y marco incomparable, es el lugar por donde transcurre La Pasión. No puede haber mejor camino para El Calvario, con sus pendientes, sus cuestas, escaleras y Jesús con la Cruz a cuestas, interpretado por Javier Hernández y es el tercer año que lo hace.
 
Son muchos los candelarienses que han pasado por el papel de Nazareno, siendo uno de los mas codiciados y a la vez de los más sufridos, dado que el actor tiene que soportar, en ocasiones, el frío intenso, como ocurrió este año. Se trata de otras de las tradiciones instituidas por las hermanas Vallejera en cuya memoria actúan los vecinos de la villa. 
 
La pasión comienza con la salida desde el Consistorio de un Jesús amarrado, que es puesto en manos de Pilatos que le lanza a los pies de la Cuesta de la Romana para dar comienzo al espectacular Vía Crucis. La belleza de los actos, llenos de autenticidad, y el esfuerzo de los improvisados actores atraen a miles de visitantes. Javier Hernández volvió a interpretar el papel de Jesucristo, Mirella Frigenti el de la Virgen María, Miguel Ángel Fernández el de San Juan Bautista, mientras que Guillermo Ramos y Jacinto Fonseca fueron dos ladrones crucificados junto a Jesús.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído