El Ayuntamiento de Trabanca ha solucionado el problema de la turbidez del agua, según explica el edil socialista Cesáreo Hernández, que está pendiente de la evolución de las obras que está realizando la Administración local con el objetivo de dar solución a la incidencia que incluso ha llevado al equipo de Gobierno a declarar que el agua no era apta para consumo humano, a través de un bando publicado a mediados del pasado mes. 

A finales de junio, el Consistorio informaba a los vecinos de que había sido "levantado el incumplimiento por exceso de turbidez que presentaba el agua de la red de abastecimiento, siendo ya apta para el consumo". Y, a continuación, añadía que los depósitos "serán llenados con una cisterna diaria de agua" solicitada a La Salina, "hasta que la nueva del nuevo sondeo se ejecute". 

En el último bando publicado por el Ayuntamiento trabanquino también se informaba sobre los cortes de agua nocturnos, desde las 23:00 horas hasta las 7:00 horas "diariamente", una situación que, de momento, continuará, así como las medidas solicitadas a los vecinos para un "uso responsable del agua para no tenener que ampliar los horarios de los cortes (que podrían ser sin previo aviso)", y quedando "totalmente prohibido" el uso de agua de consumo humano para regar huertos y jardines, lavado de coches, uso ganadero o llenado de piscinas". 

Trabanca problemas de agua (2)

Cesáreo Hernández detalla que están realizando obras de mejora en las instalaciones del sondeo que utiliza el municipio para abastecerse y para dar solución a los problemas en las tuberías que también estarían provocando la turbidez en el agua. No obstante, confirma la intención de la Corporación municipal de construir un nuevo sondeo. Sobre la posibilidad de que Trabanca se conectase a la red de Cabeza de Horno, reconoce que sería una medida positiva, aunque descarta que pueda materializarse, por lo menos, a corto plazo. 

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Neftalina Martínez, expresa la preocupación en el pueblo por los continuos cortes de agua que llevan registrándose a lo largo de la legislatura y que, según afirma, han instalado un malestar generalizado entre los vecinos, optando muchos por la compra de garrafas, con motivo de la desconfianza sobre la calidad del agua. Aunque considera asumible una situación "temporal" de los cortes nocturnos, expresa su intranquilidad por si esta situación se mantiene, aunque, sobre todo, el principal temor para la edil popular es que el sondeo existente no sea capaz de garantizar el suministro a la localidad, ya que en la etapa estival multiplica la población. Sobre la construcción del nuevo sondeo, la concejal critica que la oposición no tiene información por parte del equipo de Gobierno: "La medida se aprobó en un pleno, y pensamos que La Salina ya ha recibido el acuerdo, pero de momento nadie nos ha dicho si hay fecha para empezar las obras y, en caso negativo, la razón de la demora". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído